Portalápices de madera

Hemos transformado un listón de madera en un práctico complemento de escritorio con el que los más pequeños colocarán todas sus pinturas sin poner mala cara.

image
Ordena los lápices de tu mesa

Para que todos los agujeros del portalápices queden iguales en profundidad, pega un trozo de cinta en la broca a 2,5 cm del extremo. Te servirá de guía para saber hasta dónde debes introducirla. Silla Snille, de Ikea. Lápices, de Dideco. Telas, de Gastón y Daniela.
Ideas: No olvides medir el diámetro de las pinturas para elegir una broca del grosor más adecuado.

1 de 6
Paso 1: Divide el listón en tres piezas de 26 cm cada una

Para ello, marca con el lápiz, fija la madera a la mesa de trabajo con un gato y corta con una sierra de calar. Si no dispones de esta herramienta, la mayoría de las tiendas de bricolaje ofrecen un servicio de corte.

2 de 6
Paso 2: Marca los agujeros

Con ayuda de un gato, asegura el listón a la superficie de trabajo sobre el lado más estrecho. Para que los agujeros queden equidistantes, traza una línea recta a 1 cm del borde y marca un punto cada centímetro y medio. Haz los agujeros con el taladro.

3 de 6
Paso 3: Prepara los extremos

Cuando hayas agujereado los tres trozos, superpón el pernio en el canto y marca con un lápiz el centro de los agujeros. Con un berbiquí -herramienta manual para taladrar-inicia el orificio. Repite la operación en los extremos y atornilla.

4 de 6
Paso 4: Une las tres piezas y ¡llénalas de lápices!

Debes saber que si utilizas pernios en lugar de bisagras para ensamblar los listones, podrás separar cada parte cuando sea necesario. Así cuando haya varios niños, cada uno tendrá unos cuantos colores a su alcance.

5 de 6
MATERIALES

- Listón de madera de 4 x 2 cm de grosor.
- Dos pernios.
- Berbiquí, taladro, sierra de calar, gato, lápiz y regla. Todo, de venta en Leroy Merlin.

6 de 6
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Trucos de hogar