Reutiliza un marco convertidendolo en bandeja

Poner nuestro sello también en los objetos de uso cotidiano es una manera de personalizar la casa, incluso a la hora de servir un refresco o una merienda.

image
1 de 5
Decora la bandeja con un delicado estampado

Según el papel pintado escogido la bandeja adoptará un aire más romántico, moderno o rústico. En este caso, un delicado estampado floral coordina de maravilla en este rincón. Caja y mesa, de El Globo Muebles. Cojines, de KA International.
El acabado en color blanco siempre es correcto, una mano de pintura o laca, además, ayudará a disimular posibles imperfecciones.
MATERIALES

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 5
PASO 1: Mide la bandeja.

Toma las medidas de la bandeja por el revés y corta una pieza de papel pintado de ese tamaño. Lo más seguro es que no haga falta comprar un rollo entero, con algún resto bastará. Colócalo por detrás del marco sobre el cristal y ajústalo muy bien.
MATERIALES

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 5
PASO 2: Coloca la tapa.

Coloca la tapa trasera del marco y mide el punto justo donde irán los tiradores. Con el taladro y una broca fina para madera haz los agujeros; ten mucho cuidado y procura no astillar la madera.
MATERIALES

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 5
PASO 3: Atornilla las asas.

Coloca uno de los tiradores en un lateral del marco y atorníllalo, siempre por detrás, para que no se vea el tornillo. Repite la misma operación en el otro lateral del marco ¡ya tienes lista la bandeja! Los tiradores harán las veces de asas.
MATERIALES

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 5
MATERIALES

- Marco pintado en blanco.
- Papel pintado, (basta con un trocito).
- Dos tiradores.
- Taladro.
- Tijeras.
- Cinta métrica.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Menaje