Marcos circulares para las fotos

Después de ver los pasos, seguro que te animas a hacer este sencillo y vistoso marco para que tus recuerdos de verano luzcan con aire retro.

1 de 4
Cuelga los marcos en la pared

Crea un coqueto rincón, apoyándolos sobre una cómoda o aparador. El encanto de las flores naturales realza la delicadeza de la composición. Florero Färm, de Ikea (1,50 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 4
Materiales

- Dos lienzos cuadrados de algodón en 20 x 20 cm (3,50 €/cada uno de venta en Jeco).
- Pintura acrílica para manualidades. La que hemos utilizado es de Mavy (2,50 €/bote).
- Pegamento para textil.
- Velcro adhesivo.
- Tijeras.
- Pincel.
- Fotos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 4
Paso 1:

Con ayuda de un compás o de un vaso de boca ancha marca un círculo sobre la fotografía. Asegúrate de centrarlo para destacar la zona principal, sin cortar las caras de ninguno de sus protagonistas. Con unas tijeras, recorta por la línea señalada con lápiz.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 4
Paso 2:

Pinta los marcos y déjalos secar. Recupera alguno de los paños de encaje que nuestras abuelas y madres colocaban sobre los muebles. Fíjalos al lienzo con pegamento de textil y coloca encima la foto -mejor plastificada-. Puedes sustituir el pegamento por Velcro adhesivo para no deteriorar la pieza. Una opción es teñir la pieza de encaje que utilices como passe partout de un tono combinado con los que predominen en la foto.
Otra idea: En lugar de utilizar un lienzo de base, te sugerimos colocar el paño de encaje con la foto -fijada sólo con un trozo de cinta adhesiva de doble cara- entre dos hojas de cristal transparente con una moldura.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de DIY