Frente de pared con marcos de fotos

Si estás buscando una solución diferente para decorar una pared vacía, te encantará esta manualidad, con la que darás un gran cambio a cualquier habitación.

image
1 de 4
Marcos pintados

Combina molduras cuadradas, rectangulares y ovaladas; la variedad de diseños aportará dinamismo al conjunto. Una vez que tengas pintadas las molduras de los colores que quieras, puedes darles un efecto envejecido con pátinas. Las encontrarás en plata, cobre y dorado. Cómoda, de venta en VTV. Complementos, de Oliphant.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 4
Paso 1: Pinta las molduras.

Protege con plástico o papel de periódico la zona en la que vas a trabajar, y comprueba que las molduras de pasta o de resina no tengan ninguna imperfección. Con una brocha, aplica la pintura del color que quieras.Necesitarás un pincel fino para todos los recovecos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 4
Paso 2: Pega los marcos.

Deja secar una hora y aplica una segunda capa para que el color sea uniforme. Cuando esté seco, mide el punto en el que quieres que vaya cada una de las molduras, márcalo en la pared con lápiz y colócalas con cinta de doble cara o con una escarpia y una hembrilla.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 4
MATERIALES

- Molduras de pasta o de resina de diferentes tamaños y formas, de Topaz.
- Pintura acrílica Americana (3,20 €).
- Brocha y pincel.
- Cinta de doble cara.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de DIY