Cambio de look para un mueble con cajones

En tres sencillos pasos podrás renovar la imagen de un mueble de diseño rectilíneo. El truco son las delicadas aplicaciones que se han elegido para darle un toque chic.

image
1 de 5
Pegatinas con textura

Los vinilos y pegatinas se reinventan cada temporada y encontrarás diseños acabados en terciopelo, muy atractivos. Haz una plantilla en papel, recórtala y reproduce la silueta sobre terciopelo adhesivo. Accesorios, de Cucamona. Silla, de Expresión Negra.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 5
Paso 1: Lija los cajones.

Lija uno a uno todos los cajones a los que previamente les tienes que quitar el tirador. Hazlo con una lija de grano fino, ya que se trata de eliminar imperfecciones y facilitar la impregnación de la nueva capa de pintura que vamos a aplicar.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 5
Paso 2: Prepara la madera.

Extiende una capa de selladora con una muñequilla de algodón. Este paso te facilitará la aplicación posterior de la pintura para que el mueble no absorba en exceso. Deja secar el tiempo que indique el fabricante y da una mano de pintura blanca con un rodillo de espuma.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 5
Paso 3: Coloca las pegatinas

Cuando la pintura esté seca, coloca las pegatinas en los frentes de los cajones y, por último, los tiradores.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 5
MATERIALES

- Mueble de cajones, de Ikea.
- Vinilos, de Caselio.
- Pintura, de Bruguer.
- Rodillo pequeño de espuma.
- Lija de grano fino.
- Solución selladora.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de DIY