Colgador de pared para la cocina

El delantal, el trapo, los utensilios… quedarán en perfecto orden gracias a este práctico expositor de pared que apenas ocupará espacio en tu cocina. ¿Te animas a hacerlo?

image
1 de 6
Un colgador para lo que quieras

Nosotros hemos propuesto instalar el colgador en la cocina, pero puedes colocarlo donde te interese poner un poco de orden. Por ejemplo, en tu rincón de trabajo para colgar bolsitas con clips, bolígrafos, reglas... O en tu dormitorio para tener a mano collares, pendientes, pañuelos...

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 6
Paso 1: Limpia la tabla de contrachapado

Retira restos de polvo y píntala en rosa fucsia. Ayúdate para ello del rodillo, imprégnalo bien de pintura y aplica una primera mano en la misma dirección. Déjalo secar el tiempo necesario, y dale una segunda capa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 6
Paso 2: Dibuja los círculos

Una vez que la pintura se haya secado bien, marca las distancias de los círculos que luego trazarás. A nosotros nos han salido dieciocho, porque hemos aprovechado al máximo la cartulina; pero si lo prefieres, no hace falta que llegues hasta abajo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 6
Paso 3: Pinta los círculos con cuidado

Para que los círculos queden perfectos, utiliza una plantilla. En una cartulina marca un círculo con el compás y recórtalo. Coloca la plantilla en el tablón, sujétala con cinta y pinta de blanco el interior del círculo. Repite la operación tanta veces como necesites.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 6
Paso 4: Coloca los colgadores

Con la ayuda de un berbiquí, haz un agujero en el centro de cada círculo. Atornilla en cada uno de ellos un colgador. Usa el nivelador para colgar recta la plancha a la pared. Fíjala con unas escarpias y sus correspondientes hembrillas. ¡Y a estrenar!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 6
MATERIALES

- Una plancha de contrachapado, de 180 x 80 cm, pintura blanca y rosa, brocha y rodillo (todo de Leroy Merlin).
- Escarpias y hembrillas.
- Colgadores, de Ikea.
- Nivelador y compás.
- Martillo y berbiquí.
- Cartulina, cinta, metro y destornillador.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de DIY