Una Navidad vestida de azul

Personaliza tu casa con adornos y complementos navideños do it yourself. Estas ideas de inspiración nórdica pueden ser un buen punto de partida.

image
1 de 10
Tiras de papel

Realiza una cadeneta con tiras de papel de regalo estampado o con folios pintados por los niños. Enrolla una sobre sí misma y ciérrala con una grapa, encadena las demás repitiendo la operación y cuélgala del árbol a modo de guirnalda. Adornos de bolas y pájaros, de Overbeck & Friends.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 10
El toque rústico

Utiliza para envolver tus regalos papeles discretos en color azul o gris. Átalos con diferentes tipos de cintas, como raso y cordel. Completa la decoración con ramas de pino, muérdago o mini piñas y una etiqueta redonda con el nombre impreso del destinatario. ¡Quedarán ideales!
Mesa de ratán Frida, de Broste Copenhagen.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 10
Un regalo al día

Hazte con 24 bolsitas kraft de diferentes diseños, perfora su parte superior e introduce una cinta de raso de distinta longitud en cada agujero. Mete en cada bolsita un bombón. Cuelga las cintas de
una percha, adórnala con una rama de bayas y coloca tu calendario donde quieras.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 10
Un calendario de sobremesa

Coloca sobre una mesa jarrones de diferentes materiales y tamaños. Cuelga en cada uno de ellos una etiqueta de cartón numerada del 1 al 24. Agrega una flor o mini rama cada día y así, en Nochebuena, todos estarán decorados. Jarrones de cerámica de Room to Dream, y de cristal, de Ligne Roset.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 10
Etiquetas con washi

Recorta 24 rectángulos de cartulina o, si lo prefieres, compra las etiquetas ya cortadas. Hazte con un kit de sellos del 0 al 9 y estampa en ellas los números de tu calendario. Cuelga las etiquetas numeradas con cintas Baker’s twine en la boca de los jarrones y fíjalas con washi tape o arandelas autoadhesivas para cuadernos de anillas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 10
Adorno enmarcado

Reutiliza un viejo marco de madera sin espejo, apóyalo en la pared y cuelga de la parte superior y a distintas alturas un manojo de piñas, sujetas con cintas de raso. Taburete, de House Doctor. Mesa turquesa, de Bloomingville. Lamparita transparente, de Kartell.

Jardineras a tus pies. Aprovecha las botas de agua que ya no les sirvan a tus hijos para convertirlas en singulares macetas. Llena de tierra toda la bota, sobre todo la punta, y haz unos agujeritos en la suela para que drenen. Planta un mini abeto, una Poinsetia o muérdago. Botas de agua, de Hunter.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 10
Centro de altura

En lugar de colocar en la mesa un candelabro con velas (que al final siempre estorba), ilumina el rincón con un arreglo colgante. Junta varias ramas, átalas por el centro y sujétalas a un palo que colgarás del techo justo sobre la mesa. Adorna las ramas con bolas y una guirnalda de luces.

Una propuesta diferente para la celebración de Navidad. Lleva a tu mesa nórdica un ligero toque asiático; corta a medida unos originales individuales o caminos de mesa en tela plisada gris. Elige una vajilla lisa de forma irregular y dale nuevos usos a los portavelas, como vasos o centros de mesa. Platos blancos e individuales, de Issey Miyake, en www.iittala.com. Portavelas de porcelana blanca decorados con flores negras, de Hübsch Interior.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 10
Servilletas decoradas ¡son lo más!

Actualiza unas servilletas blancas cosiendo en cada esquina unos adornos de nácar, dóblalas de forma sencilla y deposita encima los cubiertos. Escribe en una etiqueta de cartulina el nombre del comensal, introdúcela en hilo de yute o -como aquí- en cinta de raso azul y enróllala ligeramente a la servilleta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 10
La sorpresa para Gaspar

Coge un vaso de papel y hazle un corte en el borde con unas tijeras. Sujeta el portavelas con pinza y decóralo con una mini piña. Inserta la vela y llena el vaso de dulces. Repite la misma técnica para contentar a Melchor y Baltasar. Candeleros similares, en www.myhomestyle.es

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 10
Tu particular corona

En los países nórdicos es típico decorar la casa
con una corona de Adviento formada por 4 velas,
una por cada domingo antes del día 24. Si quieres hacer tu propia versión, coloca en una bandeja de madera cuatro tazas de café blancas numeradas. Introduce en cada una de ellas una vela verde o azul. Velas, de Affari.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo