9 tesoros rescatados de la basura

Estas ideas y muebles con materiales reciclados son ideales para decorar cualquier rincón de tu casa. ¡Manos a la obra!

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Armario con encanto

Las puertas con listones mantienen el desorden fuera de la vista en este armario pequeño pero funcional.

Consigue el tutorial.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Bandeja con estampado

Un stencil reutilizable y un color atractivo es todo lo que necesitas para hacer que parezca que tiene incrustaciones de hueso.

Materiales:

- Brocha

- Bandeja de madera sin tratar con asas (10 € aprox. en save-on-crafts)

- Pintura acrílica blanca y rosa

- Cinta de carrocero de 6mm (3,80 € en amazon.com)

- Stencil con patrón Casablanca (3,50 € aprox. en createforless.com)

- Brocha para stencil (3,50 € aprox. en michaels.com)

- Tijeras

- Artist's Loft con efecto iridiscente (3,50 € aprox. en michaels.com)

1. Con la brocha, cubre la bandeja de madera con pintura blanca acrílica y deja secar (unos 20 minutos).

2. Protege los bordes con la cinta de carrocero (por dentro y por fuera) para crear el filo.

3. Coloca la bandeja en una superficie de trabajo. Centra el stencil en el interior, en el borde más próximo a ti, dejando que se superponga sobre la cinta y sujétalo con algunos trozos más.

4. Aplica una pequeña cantidad de pintura rosa acrílica en la brocha y pásala por cada hueco del stencil. Para asegurar que los bordes queden definidos, utiliza la brocha para al¡sar la pintura, llevándola desde el extremo al centro del hueco (esto evita que se cuele por debajo del stencil). Retira el stencil y sácalo con un papel de cocina.

5. Deja que la pintura se fije (1 o 2 minutos será suficiente) y colócalo en una nueva sección (asegúrate de que una de las filas se superpone a la anterior) y repite el paso 4.

6. Repite los pasos 4 y 5 hasta cubrir el interior de la bandeja, después haz lo mismo en las paredes externas y por último en las internas.

7. Cuando la bandeja esté completamente seca (en unas 2 horas), retira la cinta de carrocero. Pasa una capa muy fina de acabado iridiscente a toda la bandeja para darla un brillo cálido y deja secar antes de usar.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Textiles de hogar con Dip-Dyed

Con esta técnica rápida y sencilla conseguirás un camino de mesa con servilletas a juego únicos.

Materiales:

- Tinte para ropa en color añil (7 € aprox. en Amazon)

- Un paño o telas que no utilices

- Cubo de plástico con tapa de 18 litros (aprox.)

- Paleta para mezclar la pintura

- Pinzas

- Bandeja de plástico

- Camino de mesa de algodón 100% (17 € aprox. en Target) y servilletas (7 € aprox. por 4 en Dharma Trading)

- Detergente suave

- Limpiador en polvo

1. Una vez que hayas cubierto la zona donde vas a trabajar, utiliza el cubo y la paleta mezcladora para teñir el camino de mesa y las servilletas siguiendo las instrucciones del producto.

2. Cuando esté listo, aclara las piezas con agua y retira los excesos.

3. Doble las servilletas y el camino de mesa (desde las partes más estrechas) para crear un rectángulo. Después, vuelve a doblarlo todo hasta que quede un cuadrado.

4. Sujeta las piezas y coloca un par de pinzas en el centro de cada lado del cuadrado (si el camino de mesa es muy fino, divide los pliegues a la mitad y haz lo mismo con las pinzas).

5. Sigue las instrucciones y tiñe las piezas durante 5 minutos. Pasado ese tiempo, retíralas y déjalas 20 minutos sobre la bandeja de plástico.

6. Quita las pinzas y lava las piezas con un detergente suave; acláralas y déjalas secar. Mientras tanto, vierte los restos por el desagüe y utiliza el limpiador en polvo para dejar como nuevo el fregadero.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Macetas con efecto de acuarela

Consigue un efecto jaspeado en tus viejas macetas de terracota utilizando esmalte de uñas.

Materiales:

- Maceta de terracota

- Pincel de esponja

- Adherente para la base (disponible en Amazon)

- Pintura acrílica blanca

- Cubo de plástico o bañera

- Esmalte de uñas

- Palillos de madera

1. Dale una capa de adherente a la superficie exterior y al borde interior de la maceta. Una vez seca, aplica 2 o más capas de pintura, pero siempre dejando que se sequen antes.

2. Llena el cubo con agua a temperatura ambiente (la maceta tiene que quedar completamente sumergida). Vierte 1/4 del esmalte de uñas sobre el agua, de forma que se cree una capa sobre la superficie. Inmediatamente después, coge el palillo de madera y agita el esmalte antes de que se vuelva demasiado pegajoso. Ahora introduce la maceta y vete girándola hasta el que se adhiera el esmalte.

3. Saca la maceta y deja que el agua gotee. Después, colócala boca abajo mientras se seca. Dale la vuelta y, ¡listo! Ya puedes poner la planta que más te guste.

4. Por último, protege la maceta con una capa de aerosol Thompson (6 € aprox. en True Value).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Manta con borlas DIY

Esta manta con borlas es perfecta para acurrucarse en el sofá.

Consigue el tutorial.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Organizador de escritorio

Consigue un azulejo de mármol para crear este brillante organizador que pondrá orden a tus correos y papeles.

Consigue el tutorial.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Centro para el recibidor

Utiliza un estante, ganchos y detalles decorativos para crear una zona donde puedas guardar tus recordatorios y accesorios del día a día.

Consigue el tutorial.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cubos de tela

Con estos cubos multifuncionales podrás guardar lo que quieras.

Consigue el tutorial.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cajas pintadas a mano

Estas cajas vienen listas para personalizarse (set de cajas cuadradas de madera, 6 € aprox. en Paper Mart), y además de quedar súper bonitas, podrás utilizarlas para guardar ropa, libros... lo que quieras.

1. Lija suavemente las cajas y las tapas y cúbrelas con gesso (5 € aprox. en tiendas de manualidades); después aplica dos capas de pintura acrílica del color que hayas elegido (deja que se seque entre capa y capa).

2. Coloca las tapas sobre las cajas. Mide y marca un borde de medio centímetro alrededor de cada esquina con cinta de pintor. Pinta el borde de cada lado con dos capas de pintura acrílica; quita la cinta mientras la pintura está húmeda.

3. Una vez secas, quita las tapas de las cajas y aplica una capa de laca en spray a todas las piezas (6 € aprox. en tiendas de manualidades). Déjalo secar y repite con una última capa para conseguir un acabado brillante.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Trucos de hogar