Un mueblecito con patas hecho por ti

Madera, pintura y ganas de crear. Sigue este paso a paso para tener un mueble auxiliar único. Puedes usarlo como mesita para el salón, mesilla en el dormitorio o consola en el recibidor.

Fotos cortesía: Bosch

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un mueble auxiliar en madera

Así quedará este mueble auxiliar hecho por ti, perfecto en cualquier rincón de la casa. Es una propuesta de Bosch Bricolaje.

Puedes realizar la caja tú o usar una estantería hueca y añadirle patas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Paso 1.- Cortar los listones a medida

Mide los listones de madera en los que irán las patas y éste a su vez al "cuerpo" de la mesita que quieras.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Paso 2.- Para encajar las patas

Realiza en el liston base de la mesita unos agujeros con una fresa del diámetro de los listones circulares que harán de patas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Paso 3.- Atornilla el listón

Realiza unos agujeros para los tornillos con los que fijar la estructura de las patas a la estantería hueca.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Paso 4.- Lija para eliminar imperfecciones
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Paso 5.- Fija

Fija el listón -antes de poner las patas- a la base del estante.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Paso 6.- Mide la altura de las patas

Marca en los listones circulares que harán de patas la misma altura que deseas para tu mesita.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Paso 7.- Corta las patas

Con ayuda de una sierra.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Paso 8.- Encajar las patas y fijar

Una vez cortados los listones, encájalos en los agujeros realizados con fresa al principio del proceso y fíjalos por un lateral con un tornillo para que no se salgan las patas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Paso 9.- Proteger para pintar

Con cinta de pintor tapa las partes (los cantos por ejemplo) que no quieras pintar.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Paso 10.- Acabado final

Bien con pistola o con brocha, dale el acabado con pintura que desees a la mesita tanto en el "cuerpo" como en las patas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de DIY