La casa encantada: celebra Halloween por todo lo alto

Calabazas, fantasmas, brujas, gatos negros y otros seres terroríficos quieren celebrar contigo su noche especial de Halloween. Decora tu casa para la ocasión con unas ideas de miedo.

MÁS MANUALIDADES PARA DECORAR LA CASA EN HALLOWEEN

- Botellas disfrazadas. Realiza pequeños sombreros de bruja, con cartulina negra, y pégalos a los tapones. Y en uno de los vasos, coloca varios mini palos de escoba, se hacen con rafia cortada y atada con hilo negro a palos de brocheta.

- Fotografías de familia. Haz un fotomontaje de un posado familiar para convertirlo en una postal gótica. Coloca la imagen en un marco, en un lugar bien visible, para que tus invitados la vean. Prueba, por ejemplo, con www.fotoefectos.com y www.fotomontajesgratis.net.     

- Calabazas pintadas. una alternativa a su tallado, que resulta muy decorativa. En lugar de ojos y una expresión burlona, muestra tu creatividad con motivos más modernos: geométricos, étnicos, iniciales, mensajes… o cubre la mitad con pintura o con purpurina. Los manitas pueden realizar en su superficie los dibujos de las bonitas y coloristas calaveras de azúcar de México; búscalas en Internet si no las conoces.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Corona de buho

La base: envuelve una anilla de espuma de poliestireno con tela de arpillera. Fíjala con pegamento.
- Los ojos: recorta dos círculos iguales de felpudo de sisal, pega sus bordes de rafia y en el interior de cada ojo, fija una chapa de botella con silicona caliente y rellénalas con semillas de calabaza.
- Las alas: corta dos piezas en forma de lágrima del felpudo.
- El pico: corta un triángulo pequeño de arpillera.
- Ensamblar: pega el pico a la base, luego los ojos y las alas con silicona caliente y ¡ya puedes colgar de la puerta tu corona de búho!
 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Todo un símbolo

En solitario o en grupo... la calabaza es un
must have en Halloween que añade a la decoración su célebre color naranja, una expresión aterradora o burlona y una luz tenebrosa. Esculpir calabazas es sencillo: lo habitual es cortar la parte superior a modo de tapa, extraer la pulpa para dejarla hueca y tallar la superficie. Después, introducir una vela o una bombilla LED, más segura, para producir un escalofriante efecto luminoso. En casas con niños, apuesta por expresiones divertidas, como las de la imagen. Para tallarlas sin esfuerzo, hazte con un kit de herramientas específico en Ebay o Amazon.
Y para garantizarte el éxito, descubre los trucos
DIY Tallado de calabazas, en Facilysencillo.es

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Una cabeza monstruosa

Vacía el interior de una calabaza y talla en ella los ojos y la boca. Corta los extremos de dos calabacines e introdúcelos en cada agujero de los ojos. Con la pulpa de la calabaza, realiza los dientes y fíjalos con palillos. Usa un rotulador permanente para dibujar en la manzana una expresión de terror y colócala en la boca.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Minimalista

Recurre al color negro si necesitas improvisar un rincón tenebroso para celebrar esta noche tan tétrica. Es infalible para evocar el terror, y al mismo tiempo, es súper elegante. Apuesta por el menos es más ­-a veces, múltiples detalles pueden llegar a saturar­- e inventa tus adornos. Estos murciélagos están realizados con catálogos antiguos, pintados con aerosol, y se han fijado con clavos largos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Astas de alce hechas con cinta adhesiva

Sobre la calabaza limpia, traza con rotulador un dibujo sencillo; por ejemplo, una cabeza de venado con sus astas. Corta tiras de cinta adhesiva o de washi tape en gris plateado. Pégalas siguiendo el trazo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Alguien te observa...

Como en las películas de miedo, siempre hay alguien escondido que acecha a la víctima. Recrea esa escena de intriga en tu Halloween con unos ojos, pero en clave de humor. Con esferas de corcho blanco o porexpán, de venta en tiendas de manualidades, y fieltro negro, se han realizado estos ojos saltones. Completan este look aterrador y simpático varias calabazas, totalmente inofensivas.

PUERTA DISFRAZADA
En pisos urbanos, también es posible dar un aire más siniestro a la zona de entrada. Una alternativa a las macetas son las figuras en origami, pegadas con cinta de doble cara. Busca imprimibles en 3D,
de descarga gratis en Internet. También podrás decorar las ventanas, desde dentro.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
¡Talla un tarro terrorífico!

Haz orificios en la calabaza y extrae la pulpa y las semillas. Coloca papel transfer sobre ella y encima, el dibujo del mítico tarro Boo. Traza la silueta con lápiz y retira el papel. Introduce unas lamparitas por los orificios, a modo de luciérnagas. Crearás un ambiente de misterio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Vinilos aquí y allá

Demuestra tu valentía en la noche más terrorífica, plantándole cara a un animalillo de verdad, que asusta más que los monstruos. Reparte estas ratas de cartón con purpurina -la versión más cool inspirada en las originales- entre las baldas y los ejemplares de una librería. Parecerá que la han invadido por el efecto de movimiento que produce verlas en diferentes posturas. Juego de nueve siluetas, de venta en Aire de Fiesta.

Por todas partes
Calaveras, brujas, arañas, murciélagos, zombis y monstruos variados en paredes, muebles y ventanas son perfectos para convertirse en punto focal de la decoración. Imagínate a estos roedores subiendo por una escalera o campando por
la cocina... ¡Wow!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más ideas de miedo

Arañas, ojos mágicos, escobas, murciélagos... Todo vale para convertir tu casa en un lugar encantado. ¿Quieres llenarla de fantasmas? Cubre con una sábana blanca una o varias sillas del salón. Recorta unos ojos y una bocade fieltro negro y fíjalos con pegamento sobre la sábana por la parte del respaldo. Y ahora... siéntate ¡si te atreves!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Sí, a la creatividad

Espectacular la puesta en escena en torno a esta fuente para dulces y golosinas de Halloween. Sorprende a todos con una composición aterradora y con estilo. Las manos son protagonistas por su realismo; están realizadas con los moldes del kit Mold-It, de la marca Skullduggery. A su lado, varios candelabros de altura diferente actúan de pedestales de unas bolas inquietantes. Son esferas, que se pueden abrir y se compran en tiendas de manualidades, en cuyo interior hay dibujos, de www.freepik.es, con descarga gratis; se imprimen en papel vitela, y se cortan a la medida de la bola. ¡Así de sencillo!

MÁS IDEAS:

Con estas bolas se puede componer un centro de mesa. También son muy decorativas colgadas del techo con hilo transparente. Otras, más pequeñas, dan mucho juego como marcapuestos, con tan solo añadir los nombres; o dentro de cápsulas de magdalenas, en una bandeja de postres...

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un nuevo amigo

En las casas encantadas, donde habitan las brujas y los personajes más siniestros, siempre hay pájaros negros... Celebra Halloween con un cuervo posado en un libro vintage o unas ramas secas. Crea una composición con complementos decorativos negros y añade pinceladas de color en alguna pieza deco, como portavelas y candelabros de cristal. Serán un collage perfecto para destacar una guirnalda handmade con letras escritas con purpurina; puede ser un mensaje escalofriante o un Happy Halloween. Cuervos y otros detalles tétricos, de venta en Funidelia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de DIY