Un organizador hecho con latas recicladas

Este proyecto es perfecto para iniciar el nuevo curso de las manualidades con los niños. Además, tendrán como resultado un bonito lugar en el que guardar todo su material escolar. ¿Comenzamos? 

image

Fotos: Bruguer

Publicidad - Sigue leyendo debajo
¿Qué necesitas?

Necesitarás spray y esmaltes acrílicos al gusto. Te recomendamos el tono Acrylic Marfil, de Bruger. Un tono otoñal perfecto para tu proyecto. Además, 6 latas recicladas, cartón, cuerda, cinta de carrocero, silicona y papel. 

Paso 1

Protege la mesa y pinta las latas con la pintura en spray. 

Paso 2

Cuando la pintura esté seca, coloca tres latas sobre el cartón, toma la medida con un lápiz y corta con un cúter. 

Paso 3

En el cartón marca las esquinas del futuro organizador a 5 cm en vertical y 7 cm en horizontal. Para hacer el asa, haz líneas paralelas guiándote por el ancho de la regla. Corta todas las líneas con el cúter.

Paso 4

Da un segundo color a las latas usando papel y cinta de carrocero para tapar la parte superior de la lata y utilizando el esmalte en la parte descubierta. Retira el papel cuando se seque con cuidado. 

Paso 5

Para decorar el asa, usa cuerda fijándola con silicona y enrollando. Al acabar, pon otro punto de silicona para que quede fijada.

Paso 6

Pon silicona en la parte de atrás de las latas y pégalas una a una sobre el cartón, pega tres en cada uno de los lados.

¡Listo!

Y este es el resultado... un proyecto ideal para guardar lápices, pinceles o, incluso, ¡para tu maquillaje o los cubiertos de la cocina!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Trucos de hogar