Transforma un viejo aparador con pintura a la tiza

Un antiguo aparador en madera se convierte con este paso a paso en un muebles bien actual y colorido que encajará en cualquier rincón de tu casa. Con toque DIY, ¡puede ser tuyo!

Aparador restaurado
Hearst

Se trata de dar una nueva vida a un mueble bonito pero algo anticuado. La pintura a la tiza no necesita ser experto para manejarla y obtener un buen resultado. Se aplica directamente sobre la superficie, sin retirar pinturas o barnices anteriores —siempre que no se encuentren en mal estado—.

Fuente: Leroy Merlin

Publicidad - Sigue leyendo debajo
El antes de un aparador anticuado
Hearst

En madera y con los tiradores originales de la pieza.

Así quedará el nuevo aparador

Con cada cajón de un color, la estructura en blanco y nuevos tiradores. Todos los materiales utilizados en este paso a paso son de Leroy Merlin.

Paso 1. Retirar los tiradores antiguos

Retira los tiradores antiguos del mueble con ayuda de un destornillador.

Paso 2. Repara los agujeros

Repara con masilla para madera los agujeros. Aplícala con una espátula. Deja secar. Aprovecha para rellenar algún otro golpe que tenga el mueble.

Paso 3. Lijar

Una vez que esté seca la masilla, lija para que la superficie quede lisa.

Paso 4. Aplicar pintura a la tiza

Aplica la pintura a la tiza en toda la estructura del mueble. Se ha optado por un tono neutro, aplicada con brocha redonda.

Paso 5. Realizar los agujeros de los tiradores en los cajones

Puedes realizar los agujeros con el taladro (en el punto donde irán los nuevos tiradores) antes de pintar los cajones o después de hacerlo.

Paso 6. Pintar los frentes de los cajones

De nuevo con pintura a la tiza, de Leroy Merlin, pero en otro tono.

En colores

Aplica la pintura con brochazos para conseguir un efecto envejecido.

Así quedarán los frentes
Paso 7. Aplicar cera

Aplica una capa final de cera o barniz para proteger la pintura del aparador.

Paso 8: Coloca los nuevos tiradores

Fija los nuevos tiradores una vez que los frentes de los cajones estén secos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Trucos de hogar