Reformas de alquilado: cero obras

¿Estás alquilado y tu casa necesita una reforma, pero las obras están prohibidas? Toma nota de estas ideas.

Cuando la condición de alquilado te impide reformar tu casa a través de cambios que requieren un proceso de obra, la solución pasa por sencillas ideas sin tener que tocar ningún cimiento. Cualquier estancia de la casa es susceptible de cambios sin necesidad de obreros.

COCINA

Por ejemplo, a la hora de renovar la cocina de un piso de cierta antigüedad por otra de estilo más actual y moderno puedes optar por aplicar esmalte en los azulejos para renovarlos, colocar un suelo vinílico o un juego de muebles en un colorido kit. Así podrás añadir luz y color a la estancia de forma más económica y sin un martillazo de por medio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

SALÓN

En el salón, dar un aire nuevo a las paredes a través de papel estampado es otra forma de remodelar la estancia jugando con los matices de luz y color.

LUZ

A la hora de cambiar la iluminación, puedes optar por alargar los cables de la instalación para sumarte a la moda de las bombillas con la instalación al desnudo o simplemente cambiar la temperatura de las bombillas por otras con otras tonalidades más cálidas o más frías. La estancia cambiará por completo.

PUERTAS

Cambiar los pomos, tiradores o manetas de armarios y puertas también añadirá un toque de personalidad sin necesidad de obras en tu piso de alquilado.

Las soluciones son más sencillas de lo que crees. ¿Lista para el cambio?

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Reformas