Originales expositores de pared

Decoran y son ideales para exponer tus más preciadas colecciones o los recuerdos de tu último viaje. Con forma de casita o cuadrados, estos expositores son muy fáciles de hacer.

Vamos a darle un aire diferente a una pared con esta idea DIY. Se trata de colgar estantes en forma de cubo para utilizarlos a modo de expositores. Hemos usado cuadrados y otros en forma de casita. En el vídeo te contamos paso a paso cómo hacerlo y verás la propuesta deco, combinada con una cajita de luz.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

MATERIALES
- Cubos decorativos (estos son de Leroy Merlin y con forma de casa con iluminación, de Kenay Home).
- Barra de cortina.
- Cadena de eslabones pequeños.
- Ganchos en S.
- Hembrillas (Otra opción: Tiras Command, de 3M)

1. Instala un riel para cuadros en la parte superior de la pared.

2. Hazte con unos estantes abiertos, de los que encajan uno dentro de otro, y cuélgalos. Para ello, realiza con un taladro con broca fina un agujero en el centro de la tapa superior y fija una hembrilla. De ella colgará un cable de nylon grueso, que irá fijado al riel superior a los ganchos correspondientes.

3. Juega con la longitud de los cables para que cada cubo quede a una altura.

4. También puedes adaptar esta idea para que los estantes cuelguen de una barra de cortinas de cadenas. En este caso, mide la distancia de la pared a la barra, lo que separa, y traslada esa medida a la tapa del estante que colgará. Ahí, coloca la hembrilla y de ella la cadena que irá, en otro gancho, a la barra de cortinas.

¿Más natural? Una cuerda. Realiza en el centro de la tapa del estante un orificio con una broca del grosor de la cuerda que vayas a utilizar. Pasa el extremo y realiza un nudo, que hará de tope.

NUESTRO TRUCO: si se mueven demasiado los cubos o estantes que cuelgues, coloca trocitos de cinta de doble cara en la cara oculta y pégalos a la pared.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Vídeos