Cómo pintar una pared mediante la técnica del esponjado

Consigue tú mismo la técnica con estos consejos y trucos prácticos. Con un trapo o una esponja conseguirás crear mayor profundidad en las estancias y retocar de forma económica cuando haya un desperfecto.

La técnica del esponjado consiste en pintar la pared mediante ligeros toques con una esponja o trapo. Con esta técnica se consigue crear texturas nuevas en la pared que nada tienen que ver con el clásico gotelé o la austeridad del color liso. Acabados originales y, además, muy prácticos y económicos, pues te permitirán retocar los desperfectos en cualquier momento con tan sólo unos nuevos toques.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Para hacerlo, en primer lugar ármate con dos tonos diferentes los cuales servirán, uno de base y otro como tono arty (con el que se coloreará mediante la esponja). Es recomendable que utilices esmaltes de secado rápido y fáciles de eliminar, por si te equivocas.

Primero, aplica una capa con un rodillo del tono que hayas decidido aplicar en la base. Si son tonos totalmente diferentes, no tendrás problema a la hora de combinar el más superficial. Sin embargo, si son tonos que se parecen entre sí, elige el más claro como base. Buenas combinaciones son los chocolates y dorados, menta y blanco, coral y rojo, amarillos y blancos o azules y verdes.

Con un trapo o esponja da ligeros toques y golpecitos irregulares por la superficie (una vez seca) con el segundo tono. Repite la operación en función de la intensidad que quieras conseguir. Es recomendable que utilices textiles de algodón. Para acabados artísticos, atrévete a hacer una bola con material plástico o papel de pintor y aplícalo de la misma manera. Conseguirás acabados geométricos impactantes. Este tipo de pintura es más conveniente hacerla con tonos similares y claros para no causar demasiado impacto visual.

Para no saturar el ambiente, puedes combinar esta técnica en una de las paredes de la estancia (por ejemplo, la pared del sofá o del cabecero de la cama) y dejar el resto con pintura lisa de uno de los tonos.

La creatividad con esta técnica, ¡no tiene límites!

Publicidad - Sigue leyendo debajo