Cómo hacer un puf reposapiés con una vieja maleta vintage

Paso a paso para conseguir un escabel decorativo con esta manualidad casera que reutiliza tu equipaje vintage.


    Da una nueva vida a la maleta de tu abuela con esta manualidad ecológica y sostenible que convierte tu equipaje en un bonito puff reposapiés para decorar el salón, aunque puede tener un uso más práctico como pequeño baúl para guardar la manta del sofá o gadgets tecnológicos.

    Este escabel también es un buen aliado en el dormitorio, para dar armonía a la zona de los pies de la cama o incluso hacer una manualidad casera para hacer una mesita auxiliar o tocador si le añades unas patas de diseño.

    Un puff reposapiés con almacenaje

    Un escabel es una pieza que combina muy bien con otros asientos o el sofá del salón si sabes cómo. El diseño que te proponemos encaja en cualquier atmósfera, así que anímate a hacer tú misma esta facilísima manualidad para reciclar una antigua maleta y conseguir un reposapiés con espacio para ordenar.

    Este vídeo te guía para hacer esta manualidad fácil y conseguir tener un escabel decorativo para tu casa en solo unos minutos. Vas a necesitar una maleta antigua que tengas en casa y te de pena deshacerte de ella, aunque puedes encontrar un equipaje vintage en un rastro o tienda de antigüedades. También debes elegir una tela para tapizar que sea alegre o tenga un estampado acorde con el lugar donde vayas a colocar el puff reposapiés.

    Antes de seguir este paso a paso para tener un nuevo reposapiés DIY, consigue cuatro tiradores de madera para hacer las patas, un atornillador eléctrico, gomaespuma de 8 cm de grosor, un cúter, pegamento y grapadora, cinta de tachuelas metálica, clavos y martillo. ¿Empezamos?

    Lo primero, es realizar cuatro agujeros en el fondo de la maleta para colocar por fuera los tiradores y así el otomano no se apoyará directamente en el suelo. Luego, pon la maleta sobre la gomaespuma y marca el contorno, que luego recortarás con el cúter. Fija con cinta americana la espuma a la tapa de la maleta y empieza a recortarla para obtener una forma redondeada.

    ¿Sabes cómo tapizar un puff reposapiés?

    Es más fácil de lo que crees. Coloca la tela de tapizado sobre la gomaespuma. Fija el textil con la grapadora alrededor de la maleta, pero intenta salvar el cierre del equipaje para que este escabel se convierta en un pequeño organizador.

    Tienes que recortar el sobrante el sobrante de la tela y hacer el dobladillo, volviendo el textil hacia arriba. Para fijarlo, utiliza pegamento o una pistola de silicona. Continúa con la tira de tachuelas, que tendrás que pegar sobre el dobladillo para que tenga un acabado más bonito el asiento del taburete. El escabel quedará más bonito y decoras con dos tiras de tachuelas todo el contorno, aunque debes asegurarlas con la ayuda de un martillo.

    Una vez terminado este reposapiés DIY, puedes ponerlo junto al sofá del salón, pero este mueble auxiliar es tan versátil que va a encajar en cualquier estancia de la casa, solo tienes que elegir el estilo y el uso de tu taburete pequeño.

    Realización: RecyCrafts.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de #Sostenibilidad