Cómo reciclar un cajón viejo para convertirlo en un mueble auxiliar

Transforma una antigua gaveta en una original estantería para el recibidor, un rincón del salón o del dormitorio. Elige un papel con un print divertido y unas patas metálicas estilizadas y tendrás un mueble chulísimo.

    Tenemos una idea genial para reutilizar un cajón antiguo, ya en desuso, y convertirlo en un práctico mueble auxiliar hecho con tus manos. Seguro que te vendrán muy ben estos consejos originales para reciclar muebles con ingenio.

    Marta Rivas

    ¿Cómo reciclar cajones viejos?

    Pues la respuesta es fácil, con un receta sencilla: una pizca de creatividad, dos cucharitas de ganas y un puñadito de tiempo. Las tendencias son claras, se llevan los muebles ecológicos que tengan en cuenta estos conceptos: upcycling, reciclar y customizar.

    Si tienes por casa una antigua gaveta es el momento de reconvertirla en un práctico mueble auxiliar con esta manualidad casera. Quizá necesitas abrir la mente, pues aquí tienes más ideas DIY para reciclar piezas que decoran tu casa.

    ¿Qué vas a necesitar? Un cajón de madera, un juego de patas, una balda de madera y papel pintado. Para trabajar, debes tener a mano una regla, un perfil de madera, metopas, tornillos, pegamento de madera, atornillador, cúter, metro, berbiquí y cola de empapelar. El acabado de la pieza lo harás con spray chalk paint o pintura a la tiza.

    Para empezar, agita bien el bote de spray para cubrir la superficie del exterior y el interior de la pieza. Ahora, mide el fondo del cajón y traslada estas medidas al papel pintado. Corta con el cúter y pégala con cola de empapelar fijando bien las esquinas.

    Con un berbiquí, marca los puntos donde vas a colocar las metopas o portaestantes, dos en cada lateral, para sostener la balda. Coloca las metopas y gíralas hasta que estén rectas y bien introducidas. Llega el momento de instalar el perfil de madera, que se ha elegido en blanco, pero puedes pintar en el color que prefieras. Fija este embellecedor en la parte inferior del cajón con un pegamento específico para este material.

    ¡Estás a punto de conseguir un mueble auxiliar precioso! Continúa esta manualidad casera; es el turno de fijar las patas metálicas. Marca en uno de los laterales del cajón, que hará de base, las marcas centradas para instalar estos apoyos. Ayúdate del atornillador para fijar las patas y así asegurarte de que no se mueven.

    Para terminar, apoya un estante de madera sobre las metopas, que has situado en medio del cajón, y ya tienes listo tu mueble DIY reciclado para instalarlo en el salón, el recibidor o en un dormitorio. Te hablamos de apostar por la decoración sostenible, de dar una segunda vida a tus objetos favoritos o el mobiliario imprescindible para ti.

    Realización: RecyCrafts.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de Orden en casa