Cómo hacer un marco de fotos de tela bonito y muy fácil

Aprende a forrar portarretratos con textiles para decorar tu casa con marcos personalizados en cuadros, polaroid o láminas.


    Una manualidad súper fácil para renovar tus paredes y, sobre todo, dar una nueva vida a los marcos de cuadros antiguos. Llena de vida cualquier estancia y aporta una pizca de personalidad al aplicar los mejores trucos para decorar tu casa con cuadros.

    Marta Rivas

    Reutilizar los marcos de madera o metal es una idea genial si quieres dar más color a un dormitorio infantil. En este caso, hemos forrado marcos con telas de colores para que tus fotos, cuadros o dibujos sean un objeto decorativo. Cuando te falte el tiempo, siempre tienes la opción de hacer este marco de fotos con cartulina, cartón o goma eva. Sin embargo, si quieres conseguir un efecto premium para resaltar una lámina especial o un dibujo de tus hijos puedes seguir este tutorial sobre cómo hacer un marco de fotos casero y original.

    ¡Recuerda! Si tienes retales de tela por casa o sobrantes, siempre puedes aprovecharlos para cambiar la decoración de tu casa con ideas tan ingeniosas como estas 12 guirnaldas de tela muy originales hechas a mano.

    ¿Cómo hacer un marco de tela?

    Los utensilios que tienes que tener a mano para empezar esta manualidad casera son un cúter, un pincel, un lápiz, tijeras, cola blanca y una regla. Rebusca entre tus retales perdidos por los cajones de casa o selecciona bonitas telas de colores con estampados originales, como lunares, cuadros o vichy, por ejemplo, aunque puedes probar también con tela de arpillera o yute, por si quieres dar un aspecto raw a un ambiente.

    Preparada, lista, empezamos… Sitúa el marco en el centro de la tela y deja un margen alrededor de unos 8 cm. Aplica con el pincel una capa de cola blanca y fija la estructura del madera en el centro del retal, cuidando que esté bien recta. Presiona con las manos para que se adhiera bien y deja pasar unos minutos para que se seque.

    Con la regla, mide el grosor del marco y pasa esta medida a la tela. De tal forma, que dibujes con el lápiz un borde en cada uno de los lados del rectángulo. Después, traza una línea diagonal en las cuatro esquinas, que pase por los ángulos de ambos lados, según muestra el vídeo. Con la tijera, recorta estas cuatro diagonales y los lados exteriores para formar una pestaña, que ayudará a ajustar la tela a la madera.

    ¡Ya queda menos! Ahora, dobla cada lado del textil bien estirado para abrazar el filo del marco, marca con lápiz el sobrante y recorta la tela sobrante. Empieza a pegar con el pincel y la cola la tela al marco. Sé cuidadosa, estira bien el retal y pega las pestañas para que se oculten en los laterales.

    Tienes dos opciones en el acabado de este marco casero. Si dejas la tela como un lienzo, puedes pegar sobre ella una lámina bonita o utilizarlo como joyero, porque puedes organizar todos tus pendientes, con solo pincharlos atravesando la tela. Otra buena idea es colgar tus piezas de bisutería en un colgador DIY elaborado con una percha.

    También puedes continuar forrando el marco de madera al completo. Si te decides por esta última opción, perfora con un cúter en la parte frontal del textil y recorta un rectángulo, dejando un par de centímetros para cubrir los bordes internos. Haz cuatro incisiones diagonales en las esquinas y pega con cola el tejido. Ya solo queda poner el cuadro y ajustar la parte trasera del marco.

    Si te ha sobrado textil, ya sabes que somos muy fans del #nowaste, así que ponte manos a la obra para hacer un revistero DIY de tela para el salón.

    Realización: RecyCrafts.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de Trucos de hogar