Cómo hacer una bonita lámpara de techo con una cesta de fibra

Ilumina tu casa de forma eco-friendly elaborando preciosas lámparas a partir de cestas de bambú. Tu hogar se llenará de calidez, modernidad y elegancia y brillará ¡con luz propia!

¿Estás pensando en cambiar alguna de las lámparas de tu casa? Pues estás de enhorabuena, porque con el DIY que hoy te proponemos podrás hacer una lámpara de techo de fibra natural de forma rápida, sencilla y sin apenas gastarte dinero.

Las lámparas de fibra son una de las tendencias de decoración del momento. De ser objetos exclusivos de jardines y terrazas han acabado conquistando el interior de nuestros hogares. Los materiales naturales nos hacen sentir más cercanos a la naturaleza transmitiendo calma y sosiego, y a la vez, al elegir estos productos, estamos haciendo una declaración de intenciones de nuestro respeto por el medio ambiente y apostando por una vida más sostenible. Pero es que además, las fibras, combinan a la perfección con cualquier estilo: nórdico, rústico, etc y encajan muy bien en cualquier estancia.

¿Quieres ya la tuya? Pues mira nuestro vídeo y sigue el paso a paso y en unos minutos podrás presumir de lámpara nueva y ¡bonita!

MATERIALES:

- Cesta de bambú grande
- Bombilla E27
- Destornillador para clemas
- Portalámparas negro para techo
- Sierra de calar con hoja para madera

PASO A PASO:

  1. Desenroscar el casquillo del portalámparas. Medir y marcar el centro de la base de la cesta. Colocar el portalámparas encima y dibujar el contorno.
  2. Cortar con la sierra de calar, la línea marcada. Introducir el cable, poner el casquillo y apretar bien la arandela. Ajustar la longitud del cable hasta dejarla a la altura deseada.
  3. Desconectar el interruptor del cuadro eléctrico de la casa para trabajar con total seguridad. Conectar la clema del portalámparas a los cables de la luz. Fijar el copete de la lámpara al techo, colocar la bombilla, dar al interruptor y ¡listo!

    Marta Rivas

    Si quieres dar un toque de color a la estancia donde la vayas a colocar, puedes pintar la cesta o parte de ella con algún spray o con Chalk Paint. Elige algún tono que vaya en consonancia con el resto de la decoración de la estancia. Quedarán perfectas las tonalidades soft como los rosas, azules o aguamarinas.

    Las lámparas, además de cumplir una función decorativa, también tienen que ser funcionales. La clave está en elegir la intensidad adecuada de la bombilla y en colocar la lámpara a la distancia correcta. Si la vas a situar sobre la mesa de comedor, deja unos 75 - 80 centímetros entre mesa y lámpara para no deslumbrar a los comensales, pero tampoco, dejar sombras que no permitan identificar correctamente los alimentos.

    Te ha gustado, ¿verdad? Pues, ponte manos a la obra y... ¡hágase la luz!

    Realización: RecyCrafts.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de Iluminación