Un jarrón de cristal pintado con efecto terracota

Reutiliza antiguos floreros o botellas de vidrio y conviértelos en piezas con aspecto de barro cocido que darán un toque natural y acogedor a tu hogar.

Apúntate a una de las tendencias decorativas del momento: la terracota. ¿Qué no tienes ningún jarrón de barro cocido o arcilla? Pues no te preocupes, porque en este vídeo tutorial te vamos a enseñar cómo hacer, que cualquier recipiente de cristal, tenga el aspecto de uno de barro. El secreto para conseguir esa textura gruesa e irregular, propia de la artesanía, está en el uso de un material muy sorprendente: ¡la levadura de repostería! Queda tan real, que parece recién salido del torno del alfarero.

Además, con esta manualidad tan sencilla, estamos participando en el movimiento eco de reciclar y reutilizar para decorar nuestro hogar. Da una segunda oportunidad a las botellas de cristal de vino, aceite, un viejo jarrón o cualquier otro recipiente y conviértelo en una pieza única y original para dar un toque más natural a tu casa.

¿Te animas a hacerlo? Te aseguramos que te encantará y ¡repetirás!

MATERIALES QUE NECESITAS:

- Jarrón de cristal
- Pintura acrílica blanca
- Pintura acrílica color terracota
- Recipiente para mezclar
- Levadura de repostería en polvo
- Brocha plana

PASO A PASO:

  1. Mezclar la pintura acrílica blanca con la de color terracota hasta conseguir un tono que imite al del barro cocido. Incorporar la levadura de repostería poco a poco. Enseguida empezarán a salir burbujas y a espesarse la mezcla. Añade levadura hasta conseguir una textura de mousse.
  2. Pintar el jarrón con una brocha plana. Da pinceladas tanto en horizontal como en vertical para cubrir toda la superficie y no dejar marcas, pero también para conseguir un efecto más real. No te olvides de pintar la boca del jarrón, para que no se vea el cristal del interior.
  3. Dejar secar unas dos horas, aunque el tiempo de secado dependerá de la temperatura ambiente. Como el cristal no es un material poroso, habrá que aplicar una segunda mano de pintura. Si no quieres que se te seque la mezcla de acrílico entre una mano y la otra, mete el cuenco donde esté la pintura en una bolsa de cierre hermético. Cuando esté completamente seco, colocar en cualquier rincón de tu casa y decorar con flores.

    Para estos jarrones de aire rústico, las flores que mejor van, son las flores secas o preservadas o bien, aquellas que te encuentres en tus paseos por el campo. Te quedarán genial las ramas de eucalipto, olivo, trigo, brezo o cola de conejo. Juega a combinarlas para crear bonitos centros florales.

    Marta Rivas

    ¿Precioso, verdad? Anímate y ponte a pintar los botes de cristal o jarrones y crea una bonita composición con varios recipientes de diferentes tamaños y pon las plantas que más te gusten, verás qué efecto más decorativos. Un consejo: pon plantas anti mosquito en tus jarrones y evita que los molestos bichitos del verano entren en casa para robarte el sueño.

    Realización: Recycrafts.

    This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de Trucos de hogar