Cómo hacer jabones aromáticos en forma de polo

Descubre lo fácil que es hacer jabones caseros con tus fragancias favoritas y así, poder impregnar tus armarios y cajones de deliciosos olores. ¿Empezamos?

Cada casa tiene un olor personal y único que habla de los que en esa casa habitan. Todos guardamos en nuestra memoria esos aromas que al percibirlos nos evocan inmediatamente a una persona, casa o momento especial. Si quieres que tu hogar también tenga ese olor característico, es el momento de elegir cómo perfumar tu hogar: velas, mikados, sprays... pero si realmente deseas que sea algo singular y que refleje tu personalidad, lánzate a hacer tus propios jabones aromáticos. Elige tu esencia favorita –aceites esenciales de lavanda, romero, cítricos...– y ponte manos a la obra. En poco rato y de forma sencilla, tendrás tu ambientador listo. Los jabones duran muchísimo y van dejando que el olor vaya impregnando lentamente el ambiente o la ropa de un armario o de un cajón. Y para que resulte más atractivo, te proponemos hacerlo con forma de polo, muy sencillo con los moldes que venden para preparar este tipo de helados. Te gustará tanto, que querrás ¡pegarle un mordisco!

Una vez listos, mételos en los armarios o cajones para aromatizar tu ropa, así, cuando la lleves puesta, te sentirás como en casa. También los puedes colocar en cualquier bandeja como objeto decorativo a la vez que perfumas la estancia; o bien, puede resultar el regalo perfecto en comuniones, bodas o bautizos. Práctico, útil y muy muy vistoso.

Mira el vídeo y descubre cómo hacerlo paso a paso. ¡Así de fácil!

MATERIALES:

- Recipiente apto para microondas
- Jabón de glicerina puro
- Pétalos de flores
- Moldes de polo
- Cuchillo
- Alcohol
- Aceite esencial (el que más te guste)
- Palos de madera para hacer polos

PASO A PASO:

  1. Cortar el jabón de glicerina con cuchillo afilado en trozos pequeños. Poner los pedazos en un recipiente y derretir en el microondas durante 25 - 30 segundos, a potencia media. Observar por si hace falta un poco más de tiempo. Remover bien hasta que esté completamente líquido y añadir unas gotas del aceite esencial de tu olor favorito (unas 4 o 5 gotas, nunca debe superar el 1% de la cantidad de jabón). Estos aceites esenciales son 100% naturales, resultando beneficiosos para la piel, además de desprender aromas frescos y naturales como la citronella, ciprés o eucalipto. Mezclar bien todo el preparado para que se integre el aroma.
  2. Poner unas cuantos pétalos de flor en el molde de polo, sin apretar. Verter la mezcla del jabón poco a poco. Cuando hayas acabado, pulverizar con alcohol, un truco que sirve para eliminar las burbujas que se hayan formado. Dejar reposar. En unos minutos, el jabón habrá comenzado a endurecerse y es el momento de poner el palo de madera de polo.
  3. Dejar enfriar del todo antes de desmoldar. Al hacerlo, nunca tires del palo, pues podría romperse, mejor, colócalo debajo del grifo con agua caliente y saldrá ¡fácilmente! Ya tienes listos los polos para aromatizar tu hogar. Cuidado si tienes niños pequeños, no dejes los jabones a su alcance porque quedan tan bonitos que apetece comérselos.

    Realización: Recycrafts

    This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de Trucos de hogar