Cómo personalizar una silla de jardín con pintura de colores

¿Aburrida de tus asientos de exterior? Con un poco de pintura y algo de creatividad, conseguirás que tus sillas transmitan positividad y naturalidad, cambiando por completo el aspecto de tu terraza o jardín.

Con la llegada del buen tiempo, la terraza o el jardín se convierte en la estancia favorita del hogar. Es el espacio perfecto donde desconectar, relajarse y reunirse con amigos y familiares. Para disfrutarlo al máximo, es necesario que sea un lugar cómodo, que cubra tus necesidades, pero también que sea fiel reflejo de quien en esa casa habita. Así, que si tu eres una persona alegre y optimista, ¿por qué conformarte con tener los mismos muebles monocolor que tus vecinos? Da a tus piezas de exterior tu estilo personal con unos botes de pintura y algo de creatividad. Sigue nuestro vídeo con el paso a paso y ponte ¡manos a la obra!

Materiales:

- Pinturas acrílicas (al menos 3 colores diferentes)
- Regla
- Barniz mate incoloro en aerosol
- Un lápiz
- Cinta de pintor
- Pinceles
- Silla de madera plegable

Paso a paso:

  1. Eliminar el polvo o la suciedad de la silla con un trapo humedecido y dejar secar. Diseñar el dibujo que más te guste para tu silla, nosotros hemos elegido para este proyecto, tres franjas centradas en tres tonos diferentes: verde, amarillo y rosa. Marcar las líneas con un lápiz ayudándote de una regla, tanto en el asiento como en el respaldo.
  2. Colocar la cinta de pintor en las líneas marcadas con lápiz que delimitan la zona central que pintaremos de verde. Es importante presionar firmemente la cinta para evitar que se cuele pintura bajo la cinta. Pintar con pinceles de fuera hacia dentro por la parte de la cinta y escurriendo bien para que no gotee. Dejar secar al menos una hora para dar una segunda mano. Retirar la cinta antes de que se seque la pintura y dejar secar por completo.
  3. Colocar la cinta adhesiva que dibujará la franja que irá más al exterior. En este caso se ha optado por una línea más fina que la anterior en tono amarillo. Pintar con un pincel limpio, dejar secar y dar una segunda mano.
  4. Una vez seca la pintura, pintaremos la última franja que en este diseño es la que se sitúa entre las otras dos franjas, es fina y en color rosa. Colocar la cinta de pintor delimitando el espacio y situándola perfectamente para no manchar las otras zonas ya pintadas. Repetir la misma operación que en los pasos anteriores.
    Cuando toda la pintura esté completamente seca, aplicar una capa de barniz en spray para fijar el resultado. ¡Lista para tu terraza!


    Realización: Recycrafts.


    This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
    Publicidad - Sigue leyendo debajo