Cómo decorar platos de loza con pintura para fiestas infantiles

¿Quieres que la fiesta de tus hijos tenga un toque personal y único? Pues viste la mesa con platos decorados por ti con alegres colores y divertidos dibujos. Fácil y rápido. Será un ¡éxito!

Todas las fiestas por definición son alegres, pero las celebraciones infantiles tienen algo especial. Es ese día en que tus peques se sienten protagonistas y la casa se inunda de risas y juegos. Si quieres que sea un éxito, decora tu hogar con globos, pon muchas golosinas y viste tu mesa con una original vajilla. En este tutorial te enseñamos a decorar con pintura los platos de loza que lucirán en la fiesta de tus peques, quedarán alegres y coloridos.

Además, si a tus hijos le encantan las manualidades, ésta es tan fácil, que podrán ayudarte a hacerla y pasaréis una divertida tarde de trabajos manuales en familia. Es una gran forma de fomentar la creatividad y la autonomía de los niños.

¿Preparada para dar un nuevo look a tu vajilla? Pues dale al play y toma buena nota.

¿Qué materiales necesito?
- Plato de cerámica
- Cuenco de cerámica
- Dosificador o gotero
- Pinceles artísticos con diferentes puntas
- Pintura especial para cerámica
- Agua
- Paño de algodón

Paso a paso:

  1. Pasar un paño de algodón sobre la superficie del plato y del cuenco de cerámica para que la superficie quede perfectamente seca y libre de polvo.
  2. Abrir el bote especial para cerámica de color azul y pintar, con un pincel de punta estrecha, trazos cortitos. Cambiar de pincel con una punta diferente y con la pintura amarilla, dibujar pequeños confetis. Puedes personalizar el plato con los colores que tu quieras: si mezclas dos partes de amarillo, dos de azul y tres de blanco, obtendrás un verde agua; y si combinas 1 parte de rojo intenso con 3 de blanco, tendrás un precioso rosa. Completa la decoración de los platos usando estos dos nuevos tonos con pinceles de puntas diferentes. Recuerda que si te equivocas, puedes limpiar la pincelada con un trapo humedecido en agua, antes de que se seque.
  3. Sumergir el gotero en la pintura, aprieta y haz pequeños puntos, de diferentes colores y tamaños en el cuenco. Para un resultado más estético, elige colores para el cuenco y el plato que guardan cierta relación.
  4. Meter la vajilla en el horno a 145 grados durante 35 minutos para que la pintura se seque y se fije. Presume de ellos en tu fiesta y cuando acabéis, podrás lavarlos en el lavavajillas.

    Realización: RecyCrafts

            This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
            Publicidad - Sigue leyendo debajo
            Más de Trucos de hogar