Cómo hacer macetas y plantas colgantes con la técnica japonesa kokedama

Decora tu casa, terraza o balcón con plantas suspendidas. Te enseñamos la técnica japonesa artesanal para crear maceteros vegetales muy originales.

¿Sabías que es la técnica kokedama? Es una tradición artesanal de Japón para decorar con plantas. Se trata de elaborar un macetero orgánico a base de musgo (dama) y en forma de bola (koke). Tiene un resultado deslumbrante, perfecto para crear composiciones vegetales, con macetas colgantes en vertical a distintas alturas. Hay muchos tipos de macetas colgantes perfectas para plantas de interior, pero las bolas de musgo son ideales.

Los maceteros colgantes kokedama tienen muchas ventajas. Son súper bonitos, porque las plantas tienen un diseño único y siempre diferente, así que suman estilo a cualquier ambiente de tu casa. Como el sustrato guarda la humedad, son más fáciles de cuidar, porque necesitan bastante menos riego.

La originalidad es su punto fuerte, ¿se te había ocurrido alguna vez crear una maceta vegetal? Te mostramos el paso a paso para crear un rincón green, con mucho arte, y alegrar el recibidor o una esquina del salón. Y si tienes porche, balcón o terraza las composiciones vegetales para crear jardines verticales en casa, ¡son tendencia!

¿Qué necesito?

Turba de musgo de esfagno (Sphagnum), tierra para bonsái, musgo natural o fresco, cuerda de algodón o yute y una pizca de maña. Si nunca has oído hablar de esta turba, solo necesitas saber que es la materia vegetal descompuesta del llamado musgo esfagnáceo, que se compra en bolsas y sirve para retener la humedad de la planta.

¿Cómo hago estas macetas colgantes?

En una superficie plana, mezcla la turba con el sustrato para bonsái, al 50% cada uno, y añade agua. Remueve con la ayuda de una cuchara y ve poniendo un poquito más de líquido hasta que quede con textura arcillosa.

Para hacer una kokedama colgante, elige tu planta favorita y oculta las raíces con la mezcla de turba y tierra, poco a poco, hasta formar una bola. Luego, cúbrela por completo con musgo fresco (de fibra larga o el llamado de terciopelo) y asegura la maceta vegetal rodeándola con una cuerda. Rota el yute, alrededor de la bola de musgo, hasta que quede sellada. Por último, corta un trocito de soga en la medida que desees utilizar para suspender del techo tu nuevo macetero colgante.

¿Qué plantas elijo?

Esta técnica #DiY es muy sencilla y te da la posibilidad de crear un vergel en tu casa, pero intenta seleccionar especies de hoja verde de tamaño mediano o pequeño. Puedes plantar helechos o hiedras, muy recomendables por su frondosidad; también las cintas, llamadas Malamadre, que se prodigan de forma sencilla y son una de las especies de plantas colgantes más vistosas. Prueba a hacer una kokedama con cóleos, son plantas muy resistentes y de crecimiento lento, perfecto para obtener un resultado espectacular, ya que su hoja es muy bonita. Es hora de organizar tu propio green day, con plantas para el jardín.

¿Cuáles son sus ventajas?

Las kokedamas aportan humedad al ambiente, así que son plantas que ayudan a purificar el aire dentro de casa y resultan perfectas para espacios interiores. No necesitan de muchos cuidados, solo tener en cuenta que cuando el peso de la bola de musgo sea demasiado ligero indica que la planta tiene sed. Utiliza, entre riego y riego, un pulverizador, así las hojas y el musgo tendrán suficiente agua para mantenerse y resultar más atractivas.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo