Una alfombra redonda hecha en casa con cuerda

¿Te animas a hacer una alfombra de fibra vegetal? De forma rápida y sencilla tendrás una preciosa pieza que dará a tu casa un aspecto natural y acogedor. Y con un coste... ¡mínimo!

Las alfombras de fibras vegetales visten los suelos de calidez y naturalidad, son perfectas aislantes, tanto térmicas como acústicas, se adaptan a todos los estilos y aunque son ideales para todas las estaciones del año, es en primavera y verano cuando más se utilizan. Además, son materiales sostenibles y ecológicos, con lo que a la vez que decoras tu hogar, estás cuidando del planeta. ¿Todavía no tienes la tuya? Te invitamos a seguir nuestro video para descubrir lo fácil que resulta hacer una.

This content is imported from {embed-name}. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.

Materiales:

  • Base antideslizante
  • Cuerda de fibra vegetal
  • Barras de silicona
  • Tijera
  • Boli o marcador
  • Cinta decorativa
  • Pegamento
  • Elemento decorativo
  • Pistola de silicona

    Paso a paso:

    1. Comienza a hacer la forma redondeada, doblando un extremo de la cuerda y girándola sobre sí misma. Pegar con la pistola de silicona. Usar una cuerda de 14 metros de largo y 1,8 cm de grosor de cáñamo, sisal o esparto. Se trata de materiales resistentes y duraderos, fáciles de limpiar y de combinar con el resto de la decoración de la casa.
    2. Sigue enrollando la cuerda en forma de espiral, procurando que las vueltas queden bien pegadas con el adhesivo y no se vean pequeños y antiestéticos huecos. Cuando hayas acabado de girar, coloca en el otro extremo de la cuerda una cinta decorativa para evitar que se abra. Remátalo bien y pega al resto de la alfombra para que no quede suelto.
    3. Marcar con el boli el contorno de la alfombra sobre la base antideslizante. Recortar con una tijera unos centímetros por dentro de la marca para evitar que sobresalga y se vea. Aplicar silicona con la pistola sobre toda la base y pegar a la cara interior de la alfombra. Con estas bases antideslizantes, evitarás que la alfombra se mueva cuando pises y puedas sufrir algún tipo de caída.
    4. Pega un elemento decorativo, con forma de flor, animal, etc, en el centro de la alfombra con pegamento especial para tejidos. También puedes pintar franjas de diferentes colores con pintura a la tiza. Para acabar de rematar tu creación, coloca algún tipo de peso en el centro de la alfombra y deja que el adhesivo se seque por completo, calcula unas dos o tres horas. Luego ya podrás colocarla en tu salón, dormitorio o terraza.

              Realización: RecyCrafts.


              This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
              Publicidad - Sigue leyendo debajo
              Más de Vídeos