Un camino de mesa estilo foliage hecho con hojas y flores

Y con un truco: también puede colgarse si así lo deseas. Con el eucalipto como especie estrella, este arreglo floral adorna y perfuma al mismo tiempo.

Te proponemos hoy un arreglo floral para tu mesa (o pared) tan sencillo como espectacular: un camino de mesa realizado con foliage en tonos verdes y animado con pequeños toques rojo. Mireia Aldomà, la estilista floral de Colvin, nos lo explica paso a paso. Esta guirnalda sirve para cualquier superficie: una consola, la embocadura de una chimenea, puede colgarse del techo...

This content is imported from {embed-name}. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.

Estas son las especies vegetales, procedentes de Colvin, que vamos a necesitar:

- Eucalipto Cinerea

- Eucalipto baby blue

- Eucalipto speeded bordeaux

- Skimmia

- Magnolio

Para empezar a trabajar, necesitaremos unos guantes, pues el eucalipto es una planta que deja los dedos con resina. También hace falta un rollo de cuerda, un rollo de alambre, unas tijeras normales y unas tijeras de florista.

Lo primero es hacer un lazo en el extremo de la cuerda. Así quedará preparada si deseamos colgar el arreglo a modo de guirnalda.

Para trabajar, los tallos de cada hoja de foliage tienes que estar limpios: deja un palmo de hojas en cada ramo para manejar mejor los tallos. Se va cogiendo una rama de cada tipo de eucalipto, hace un ramillete y se va alambrando a la cuerda. En primer ramillete –y el ultimo– deben tener el efecto de caída en su hojas. Es importante ir intercalando distintos tonos y distintas texturas para dar un efecto más dinámico a nuestro camino.

Cuando hallamos alcanzado la longitud necesaria, rematamos colocando el último ramillete en sentido contrario al que estábamos llevando, cuidando de escoger ramas con efecto caída. Una vez ajustado con el alambre tenemos que cubrir el hueco que queda en este tramo final y que no se note nada que hemos cambiado de sentido.

Una vez hecha la cola y terminada la estructura verde, añadimos toques de color rojo con flores de skimmia. Las vamos colocando en las partes que hemos hilado con el alambre. hacemos lo mismo con el magnolio. Para terminar, cortamos la cuerda de guía y hacemos una lazada en su extremo, al igual que hicimos al comienzo.


ANDREAANTOLIN

Como remate final, unas velas grandes y sencillas para dar el toque navideño a este arreglo floral tan efectista.

Andrea Antolín
This content is imported from {embed-name}. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo