Haz tu propia leche de almendras para la bañera 🛀

Dicen que bañarse en leche es el mejor remedio casero para hidratar tu piel, así que... ¿Por qué no aprovechas las bondades de las almendras y creas tu propio mejunje hidratante? Te aseguramos que tu piel quedará resplandeciente.

Leche de almendras
Getty Images

No hay cosa que más nos guste que llegar a casa tras una jornada laboral intensa, y darle carpetazo al estrés con un baño de espuma y una playlist de música relajante... Porque al final, ¡los pequeños placeres son los mejores! Pero si quieres que aparte del relax, tu piel quede como nueva, necesitarás añadir una dosis extra de hidratación. ¿Cómo conseguirlo? Con una leche de almendras muy especial que podrás preparar en casita para tenerla a punto siempre que la necesitas.

QUÉ NECESITAS
- 1 taza de sal de Epsom
- 1/2 taza de leche de almendras
- 1/2 taza de bicarbonato de sodio
- 2 cucharadas de aceite de coco
- 15 gotas de aceites esenciales

PREPARACIÓN
Remueve bien los ingredientes y vierte la mezcla a la bañera mientras se va llenando de agua.

IMPORTANTE
No salgas hasta dentro de (al menos) 20 minutos, ¡y disfruta!

¿Lo sabias?
- Los aceites esenciales serán clave en el resultado de la mezcla. Puedes elegirlos en función de tus preferencias. Por ejemplo, si padeces de ansiedad, lo mejor es la lavanda; si tienes problemas respiratorios, la menta se convertirá en tu aliada; y si buscas una dosis de energía y vitalidad, opta por la naranja. Otra opción es añadir una cucharada de jengibre molido, ideal para combatir los resfriados.

    - Las sales de Epsom alivian los dolores musculares, el bicarbonato de sodio calma la piel irritada o seca, y el aceite de coco hidrata y suaviza la piel.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de DIY