Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Ventanas y cerramientos eficientes

Con ventanas eficientes y un buen aislamiento se consume menos en climatización, se gana en confort térmico y se reduce el importe de las facturas.

Una casa eficiente ahorra energía y dinero. Pero, ¿por dónde empezar? Por su envolvente, su piel, formada por fachada, ventanas y puertas incluidas, cubierta y suelo, que deben estar bien aislados. Por eso, a la hora de reformar una vivienda, es fundamental elegir materiales e instalaciones con criterios de eficiencia energética.

La energía más barata es la que no se consume. Por ello sale a cuenta equipar la casa con materiales e instalaciones eficientes con el objetivo de limitar la demanda energética todos los días del año. Si la fachada está bien aislada, y tiene ventanas con doble acristalamiento, aún mejor si éste es un vidrio de aislamiento térmico reforzado (ATR), se logra bienestar térmico en el interior, por lo que el uso de la calefacción y el aire acondicionado es mucho más racional. Otras soluciones que mejoran la eficiencia de la vivienda son los elementos de protección solar, como persianas con máximo aislamiento y estanqueidad, así como toldos, celosías, voladizos y retranqueos, que reducen varios grados la temperatura ambiente en verano.

Para ahorrar energía, también interesa automatizar y programar los toldos y las persianas, en función de la hora del día. El importe de las facturas domésticas también se reduce con la instalación de equipos eficientes: cronotermostatos, para controlar la temperatura interior y el encendido de la calefacción; radiadores con válvula termostática y un aire acondicionado split con tecnología Inverter y funciones inteligentes. Por último, cambiar los hábitos que despilfarran energía por otros ahorradores, como programar la temperatura en invierno y verano, también es básico para pagar menos en los recibos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Ventanales antiguos

Los ventanales antiguos, con cristales simples, no protegen el interior del frío, ni del calor; tampoco del ruido. Conviene confiar el cambio de este tipo de ventanas a una empresa del sector, para que se encargue de los trámites y gestiones ante el organismo público que corresponda, así como del proyecto y ejecución de la obra. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Ventanas y cerramientos

Los vidrios eficientes de ventanas y cerramientos aíslan del exterior; lo que supone un ahorro de energía y dinero. En el caso del doble acristalamiento SGG Climalit Plus, que incorpora vidrios con capa, se alcanza un nivel de aislamiento hasta tres veces mayor que un doble acristalamiento básico.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Fachadas bien aisladas

Si en una casa se enciende casi todo el día la calefacción y el aire acondicionado, y aún así, persisten las sensaciones de frío en invierno y de calor en verano, es más que probable que tenga fugas de temperatura a causa de un aislamiento deficiente. La base del ahorro en climatización es un buen aislamiento. Más información sobre materiales aislantes en las webs de Supafil (Knauf), Isover y Rockwool.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Radiador vertical

Sus ventanas, carpintería y cristal, deben proporcionar aislamiento, y las medidas del radiador, ser proporcionales al espacio que, en los hogares actuales, suele ser cada vez más amplio al integrarse parcial o totalmente al salón-comedor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Puerta acristalada

Es una estancia que se debe tener en cuenta en la planificación del sistema de calefacción y aire acondicionado de una vivienda. Tanto en puertas, ventanas y calefactores.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cronotermostato probramable

El invierno, en muchos lugares, ya no es tan frío como antes. Incluso hay días que son cálidos, en los que solo baja la temperatura de noche. Con un cronotermostato, el control diario y semanal sobre la calefacción permite disfrutar de confort térmico en casa y ahorrar dinero, porque no se produce un consumo irracional. En la imagen, el cronotermostato programable, de Equation, de venta en Leroy Merlin (desde 55 ).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Doble acristalamiento

Doble acristalamiento. La sensación térmica
en invierno es óptima, y en verano, puede reducir a la mitad la entrada de energía solar directa.
Más información en www.climalit.es

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Acistalamiento en paredes y techos

La energía más barata es la que no se consume.
Por ello sale a cuenta equipar la casa con materiales e instalaciones eficientes con el objetivo de limitar la demanda energética todos los días del año. Si la fachada está bien aislada, y tiene ventanas con doble acristalamiento, aún mejor si éste es un vidrio de aislamiento térmico reforzado (ATR), se logra bienestar

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de ECO