Pequeños cambios en decoración para el nuevo año

Mover de aquí para allá, cambiar unos cojines o elegir una pieza muy llamativa entorno a la que gire toda la estancia. Con pequeños cambios conseguirás una decoración renovada para afrontar el año. ¡Buen propósito!

image
1 de 10
Primer propósito: incluir plantas en la decoración

Porque dan frescura, el toque verde se nota y hacen más vivida y natural, al mismo tiempo, una estancia.

Además, la jardinería puede ser un hobby muy bonito y relajante. Es un buen propósito para empezar el año. En macetas colgantes, sobre una mesa, en la ventana o en un rincón.

Foto, de la colección Divina, de Élitis.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 10
Súmate a una tendencia

Una que vaya a marcar el año decorativamente hablando y que te interese. Eso dará actualidad a tu casa. Son las trendy opciones. Que se llevan los cabeceros altos, pues cambia el tuyo.

Que el rosa quartz está de moda, pues a por él. Que el corcho se impone, entonces tendrás que tener piezas de este material.

Foto, de la colección de hogar, de la Redoute.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 10
Cambio de color

Una mano de pintura y renueva tu casa. Atrévete con los colores. ¡¡Menuda gama!! Tienes para elegir un arco iris entero. Puedes guiarte por los tonos de tendencia o seguir tu instinto y combinar los que van con tu personalidad o los más adecuados según la cromoterapia para la actividad que se realice en cada estancia.

Foto, de Bruguer.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 10
Mano a los textiles

Con ellos experimentarás el cambio. Renovarse o morir. Fundas, nuevos cojines, mantas, plaids, cortinas, edredones y colchas... ¡Tira de la manta! o échate la manta a la cabeza y cambia con los textiles el estilo de tu casa.

No vale eso de "no me convence mi salón". Hay que ponerle remedio con poca inversión. Haz tuyos algunos de estos propósitos y notarás el cambio.

En la imagen, cojines de la colección de hogar, de La Redoute.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 10
Cambia el estilo de los muebles principales

Los más grandes o llamativos, los que más se ven, tienen el poder de marcar la decoración de un espacio. Por ello, si los cambias, toda la estancia lo hará. La percepción general será muy diferente.

Cambia una cómoda por otra más imponente, de estilo vintage o retro si era moderna, o al contrario. Sustituye solo el sofá o la mesa de comedor. Grandes piezas, cambios sustanciales.

Este rincón es obra de la interiorista María López Montero.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 10
Rodéate de objetos que te hagan sentir bien

Porque lo importante de la decoración es sentirla especial y personal. Tu casa es tu refugio y debe responder a las buenas vibraciones que quieres atraer en el año.

Para ello rodéate de complementos y accesorios deco que te gusten, que signifiquen algo para ti, que te motiven y alegren.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 10
Sí al ahorro

Porque siempre viene bien. Siempre haces el propósito y muchas veces se queda en el tintero. Analiza tus facturas y reduce el gasto donde lo veas desproporcionado.

Renueva los electrodomésticos para que su categoría energética te permita ahorrar, no despilfarres energía ni calor, revisa el aislamiento de puertas y ventanas, aprovecha la luz natural y evita encender las bombillas, sustituye éstas por modelos de bajo consumo...

La teoría te la sabes, pero es el momento de poner todo en práctica.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 10
Cociencia eco

Reciclar y aprovechar. Dar una nueva oportunidad y rodearse de materiales naturales, ecológicos, que respeten el medio ambiente.

Una buena alternativa para ti, tu casa y el planeta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 10
Orden

El orden en casa equilibra nuestra vida. La organización (sin llegar a la obsesión) nos facilita la vida.

Propósito: ser más ordenado. Mantener el interior de los armarios colocados es un buen comienzo.

Foto, de La Redoute Home.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 10
Redistribuir

Una misma estancia, el mismo mobiliario y un resultado diferente. ¿Cómo? Redistribuye. Cambia los muebles de lugar (puedes aprovechar para deshacerte de alguno si la estancia está muy saturada).

Mueve los muebles con ayuda de una sábana, colocada debajo, para no rayar el suelo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Ideas