Calor de hogar con chimeneas y radiadores

Si no quieres pasar frío en casa, elige el sistema de calefacción más adecuado. Repasamos dos que son habituales: radiadores y chimeneas, elige en función de las necesidades de tu hogar.

Estufas, chimeneas de gas o de leña, hogares, inserts, radiadores de agua y eléctricos, suelo radiante, bombas de calor, emisores termoeléctricos… Hay múltiples opciones para calentar la casa. Elegir una u otra depende de distintos factores: el uso que vas a darle, el rendimiento y consumo de cada aparato y, por supuesto, de tu gusto personal. Vamos a centrarnos en dos de ellos: los radiadores y las chimeneas.

Los radiadores son una solución cómoda y eficiente para calentar toda la vivienda. Los encontrarás de hierro fundido, chapa de acero y aluminio, siendo estos últimos los más recomendados, porque calientan más rápido y son más duraderos. Elijas el material que elijas, la temperatura debe oscilar entre 19 y 21º durante el día y 15 y 17º por la noche. Puedes controlar la temperatura  y reducir el consumo colocando válvulas termoestáticas y cronotermostatos. Para lograr un alto rendimiento y una correcta distribución del calor, la parte inferior del radiador, una vez instalado en la pared, debe quedar a una distancia mínima del suelo de 10 a 12 cm y a un máximo de 30 cm. Si se instalan paneles reflectantes tras los radiadores, se mejora también su rendimiento. Se aconseja limpiarlos con un paño húmedo y jabón neutro, purgarlos cada año y no colocar nada sobre el aparato.

Chimeneas con embocaduras de ladrillo visto, mármol, metal o de obra; tradicionales o vanguardistas, con o sin leñera… Las chimeneas abiertas presentan un bajo rendimiento calorífico frente a la cerradas que, además, están diseñadas para ofrecer una amplia visión del fuego. Para que la chimenea funcione bien, es imprescindible la correcta colocación de los conductos de evacuación de humos, la altura de los tubos (50 cm con respecto a los tejados cercanos) y mantenerla limpia, ya que la combustión genera residuos. ¿Qué hacer si se quiere tener una chimenea, pero no hay salida de humos, ni conductos, como en muchos pisos urbanos? En estos casos, se pueden instalar chimeneas de gas, u optar por las de bioetanol, ambas opciones tienen diseños muy decorativos. Pero además, muchos modelos con bioetanol son exentos y portátiles; se pueden trasladar a terrazas y otros espacios exteriores para caldearlos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Chimenea con gas

Las chimeneas de gas son una alternativa a las que utilizan como combustible leña y biomasa, ya que permiten disfrutar de la belleza de un fuego simulado, limpio, sin cenizas, con quemadores ocultos por piedras o leños cerámicos. Su instalación varía; puede ser empotrada en la pared o suspendida  -como la de la imagen­-; exenta, con visión del fuego por varias caras; pero también a dos caras, instalada en un tabique, proyecta su calor a dos habitaciones contiguas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Radiador vertical

El tamaño del radiador dependerá de las dimensiones de la habitación. Por lo general, se debe colocar un elemento por cada metro cuadrado, aunque intervienen otros factores como la zona climática, el aislamiento y la potencia del modelo

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Radiador eléctrico con mando a distancia

Los radiadores eléctricos digitales de bajo consumo, con programador electrónico de temperatura y horario, ahorran energía. Radiador Sygma, con panel de control integrado y mando a distancia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Radiador con funcionamiento a través de tableta

Radiador Delta Ultimate, en negro, su funcionamiento se puede hacer a través de la aplicación Rointe Connect, desde tableta o smartphone, con control de temperatura, modos y funciones en cualquier momento y lugar. Ambos son de la firma Rointe.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Chimena revestida de madera

Las chimeneas metálicas se instalan fácilmente y sin obras, y además, se pueden revestir de madera para integrarlas mejor en la habitación. Como en este modelo con leñera, de Fugar. Utiliza madera de pino o abeto para encender el fuego; y de olmo, fresno o abedul para mantenerlo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Chimenea Insert

En el hueco u hogar de las chimeneas de leña antiguas se puede colocar un insert, que es capaz de mantener el calor durante más tiempo en una sola habitación o en varias. Sus ventajas: seguridad, ahorro de combustible y alto aprovechamiento del calor. Con diseños clásicos o modernos, permiten una amplia visión del fuego y están disponibles con diferentes potencias, para calentar habitaciones de
25 a 100 m2. Para instalarlos, es necesario hacer obra.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Radiador debajo de la ventana

Debajo de la ventana es la mejor ubicación del radiador para favorecer la difusión homogénea de aire caliente. Si puedes, haz coincidir la longitud del radiador con la de la ventana.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Chimenea fabricada en acero

Chimenea metálica de 15 kW de potencia y un rendimiento del 78.7%. Fabricada en acero de un único cuerpo de 5 mm de espesor, con leñero en su parte inferior y alto regulable.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
¡¡¡Que no se te escape el calor!!!

Aislar tu casa para protegerte del frío es cada vez más fácil. Están empezando a caer los primeros copos de nieve y a todos nos apetece disfrutar del calor del hogar, pero queremos evitar que el gasto en calefacción dispare nuestra factura energética. Con los modernos Sistemas de insuflado de lana mineral Insuver puedes aislar la fachada de tu casa en uno o dos días, manteniendo todo el espacio de tu vivienda mientras tu familia sigue haciendo su vida normal.
 
Como si te estuvieras poniendo un abrigo, así de sencillo. Y recuerda que un buen aislamiento es una inversión para toda la vida.  El poder aislante de la lana mineral no desaparece y no requiere mantenimiento.
Busca la solución a tu problema particular en www.isover.es/reformas  y descubre ideas a tu medida.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Ideas