¡Los diseños más naturales!

Los días son más cortos, la luz, los colores y el paisaje cambian… Para unos, es tiempo de melancolía y, para otros, la estación más bonita del año. Descubre aquí dónde reside el encanto del otoño.

image
1 de 6
Hongo de madera

Con el otoño llega la temporada de setas. En este manjar se inspira una composición decorativa y micológica. Bajo la protección de un espectacular hongo de madera, de unos 60 cm de altura, varios jarrones en blanco y gris, perfectos para colocar ramas y frutos del bosque... Una idea genial y fácil para estos arreglos improvisados: rociarlos con pintura en aerosol blanca, marfil o crema.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 6
Maniqui vintage

Fusión de estilos en una estampa un punto melancólica. El paso del tiempo ha dejado huella en un maniquí vintage, que es la pieza más atrayente en este collage tan personal. Junto a él, un paisaje otoñal depurado sobre lino, con ramas tan estilizadas como el diseño de la lámpara de pie. Maniquíes similares se pueden hallar en almonedas, mercadillos y ferias de antigüedades. Diseño sobre lino, de Studio le Prédeau. Lámpara Gräshoppa, de Gubi.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 6
Mesa de hierro antigua

Los muebles de exterior de otros tiempos, utilizados en interiores, y las piezas texturadas evocan los días otoñales soleados y su placidez. Un rincón apacible que seduce por su equilibrada composición. El jarrón más alto, de hormigón, se puede encontrar en la web de Mensch Made. Mesa de hierro antigua, similar en La Europea. Caminos de mesa y paños de cocina, con motivos y tonos parecidos, de Le Jacquard Français. Silla CH33, de Carl Hansen & Son.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 6
Hoja teñida en forma de corazón

Con hojas secas se pueden crear diseños tan decorativos como este. Un marco antiguo recuperado y algunos detalles de cocina completan un look otoñal, muy singular. Una hoja teñida y en forma de corazón se enmarca para que gane protagonismo. A destacar, un hilo se enrolla en su tallo para transformar más su aspecto y anudarlo fácilmente. El toque sorpresa, añadir un tenedor maxi con cucharas mini. Un curioso juego de escalas que funciona. Tenedor de madera y cucharillas desechables, similares, en Etsy.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 6
Vajillas dispares

Parece que el tiempo se ha detenido en esta mesa por su paleta cromática con efecto vintage. Con varios bulbos de otoño pintados, la presentación resulta más llamativa. Blanco y negro, con matices en grises, motivos diversos... Al mezclar vajillas dispares se consigue un contraste muy sugerente. También es la manera más fácil de renovar una vajilla clásica de firmas como La Cartuja de Sevilla, Vista Alegre o Villeroy & Boch y dar más dinamismo a las mesas formales

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 6
Bodegón con ramas de cicuta

Con ramas de cicuta ya seca y pintada y un jarrón hanmade, el otoño más chic y minimalista llega a casa... Quedará espectacular, si piensas a lo grande. Coloca las ramas en cualquier recipiente y ocúltalo tras la silueta de un jarrón de cartón, corcho o chapa, que puedes diseñar a tu gusto y pintar en el color que prefieras. Lucirá más sobre el suelo, donde despertará máximo interés. Silla Tip Ton, de Vitra. Manta similar, en Zara Home.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Ideas