Aires de campo

Ejemplos de casas de campo e ideas para recrear un estilo rural renovado que triunfa por encima de todo en esta época del año.

LAS CASAS DE CAMPO Y EL ESTILO RÚSTICO

Las eternas jornadas de sol traen consigo el ferviente deseo de salir de casa y huir de la ciudad, de refugiarse al aire libre y rodearse de campo, bosques y prados donde el aire puro campa a sus anchas. Es justo ahí donde soñamos con alojarnos en una idílica casa de campo de piedra y madera e interiores refrescantes de cortinas vaporosas, muebles blancos y detalles en madera y fibra vegetal.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un salón de verano

El refrescante estilo rústico con toques veraniegos traspasa tabiques para alojarse también en el porche. Aquí los techados de cañas y las bancadas de obra marcan un punto de partida fácil de renovar cada temporada con detalles textiles a todo color. En este caso los cojines de fibra y a rayas azules a juego con la manta de aire marinero abogan por un ambiente de lo más apetecible. Todo, de H&M Home.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un porche de ensueño

Los materiales empleados en la construcción de la casa definen por completo el mobiliario más adecuado para los ambientes de exterior. Al fin y al cabo van ligados al mismo espacio. Si, como en este caso, el porche presenta pilares de madera y una estructura de piedra y teja, la madera y la fibra vegetal serán los materiales favoritos para amueblarlo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Detalles campestres

También en el exterior los detalles cuidados importan; ubicar un rincón coqueto cerca de la entrada a la vivienda actuará como avance de una cuidada decoración interior. El exceso de mobiliario y color para este cometido sobran, la apuesta deberá ser mucho más sencilla y bucólica. Un banco de jardín rodeado de plantas y flores puede ser más que suficiente. Banco y maceteros, de IB Laursen.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Historias de campo

Pintar los techos de madera y vigas vistas en blanco es un acierto tanto por la claridad que aporta como por la sensación de amplitud conseguida. En sintonía la decoración debería ser equilibrada y armónica con protagonismo de muebles de aire provenzal en acabados claros y textiles en tonos neutros. Así es la apuesta de Laura Ashley para este salón comedor tan bonito.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Centro de mesa

La decoración en una comida campestre debería correr a cargo siempre de un centro a base de flores naturales; es el complemento imprescindible. Aquí, además de un exuberante ramo silvestre destaca en la decoración unos farolillos colgantes y plumas de colores. Complementos de H&M Home.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un rincón muy especial

Los muebles y complementos de fibra vegetal trenzada vuelven con fuerza a imponerse como protagonistas en los ambientes de estilo campestre. Suavizados con detalles y  textiles de color blanco son magníficos por ejemplo para dar forma a un rincón de lectura fresco y actual. Muebles y complementos de IB Laursen.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
A mesa puesta

Una comida en el campo debería ir presentada acorde con el entorno. En este apetecible jardín la mesa al completo va coordinada con un camino de mesa y una vajilla de estampados azules y blancos y una cristalería en la misma línea. Todo, de venta en Greengate.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
La más fresca

Cuando el sol calienta potente refrescarse al aire libre es un verdadero lujo. Una ducha de obra en el jardín es perfecta para este cometido, incluso si hablamos de una zona costera será el complemento ideal para quitarnos la sal al volver de la playa. Emulando los colores propios del campo y las flores, amarillos, ocres y azul lavanda decoran la zona.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Plácido descanso

Las noches en el campo tan fresquitas y apacibles suelen venir acompañadas, inevitablemente, de molestos insectos. Para ello nada como proteger la cama con tejidos vaporosos y un buen ventilador; propuestas además de prácticas muy resultonas. Funda nórdica, manta y cojines de H&M Home.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Ideas