Colores primarios

Del exotismo a la sencillez. De los ambientes repletos de estampados a los monocromáticos primarios. La paleta más básica de colores cobra fuerza para decorar todo tipo de ambientes. Rojo, verde, azul y amarillo y un luminoso blanco como base son las claves de estas estancias que han decidido adoptar la simplicidad cromática. Se lleva decorar basándose en el sistema RGB.

image
1 de 10
Recibidores impactantes

Si quieres crear un espacio de paso impactante, atrévete con un recibidor como el que proponen en Leroy Merlin. La pintura lisa, en un fuerte melocotón rojizo potencia el poder del blanco de los accesorios y la falsa chimenea. Sin duda, una idea perfecta para conseguir un elegante impacto visual. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 10
Con el blanco como base

Sobre el equilibrio del blanco, los colores primarios completan la escena en pequeños detalles, como los pomos de las puertas. El resultado es una estancia armoniosa, moderna y perfectamente adaptada a todos los miembros de la casa.

Propuesta de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 10
Cocinas urbanas en rojo

En rojo también se tiñen los muebles en esta cocina. Un color ideal para cargar de modernidad cualquier estancia. El acabado brillante contrasta con los rudos ladrillos de la pared, con los que se consigue un estilo urbano muy elegante.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 10
Sueños en azul

Apuesta por el azul en el dormitorio, eligiéndolo el mobiliario o sobre las paredes. Procura pintar sólo una de las paredes de la estancia, aquella en la que quieras centrar el protagonismo del ambiente, dejando el resto en tonos más relajados y neutros. 

En la imagen, propuesta de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 10
Potencia la luz en amarillo

El amarillo se decanta por colorear los cuartos de baño. De esta forma, la luminosidad se multiplica en combinación con el blanco. 

Propuesta de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 10
En verde esperanza

Esta cocina pintada en verde es perfecta para elegir un mobiliario neutro en blanco. Si vas a decantarte por tonos vivos, lo mejor será que los elijas de forma monocromática y sin cargar con estampados u ornamentaciones.

Es una propuesta de Leroy Merlin.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 10
Verdes en femenino

La elegancia del malva contrasta en este ambiente con piezas decorativas en tono celadón. Son colores ligados al estilo clásico, un recurso excelente para crear una zona de tocador única y muy coqueta. Este espacio pertenece a la línea Urban Class, escritorio (590 €) y silla (225 €); todo, en El Corte Inglés.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 10
Para el comedor

Lo ideal es que los muebles combinen con las tonalidades de las paredes. En este caso, el azul plomo del mueble queda perfecto con el celeste de la pared. Cómoda, en 1,13 x 0,46 x 0,95 m (desde 828 €) y silla, en 45 x 45 x 90 cm (desde 223,50 €), de Coco-Mat. Platos de pared (desde 12 €) y vajilla (desde 3 €/pieza), de Habitat. Camino de mesa (4,99 €) y jarrón (14,95 €), de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 10
Rojo, amarillo, verde, azul...

Una bandada de canarios se ha colado en la habitación. Nórdico Twity Silvester (67 €/120 x 60 cm). Protector pistacho (41,75 €). Funda de cojín (12 €) y pajaritos Twity gris y Spoty (14 €). Todo, de la firma Sal de Coco, de venta en www.ninetonine.com

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 10
Todos los cuartos de baño están revestidos con gresite amarillo.

Cada uno dispone de lavabo encastrado en una encimera de mármol, mampara de cristal y los detalles para que la estancia resulte muy cómoda. Complementos, de La Oca.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Ideas