Casas pequeñas: aprovechar rincones

De tamaño mini, pero con muchas posibilidades. Para sacar el máximo partido a las casas pequeñas hay que afinar el ingenio, medir, pensar y poner en práctica las ideas que te damos en este reportaje. Buscamos huecos donde parece que no los hay para conseguir espacio de almacén extra a través de soluciones estéticas que decoren por sí mismas.

image
1 de 8
A medida y muy original

Cuando los metros escasean, las soluciones a medida solventan problemas que nos pueden parecer imposibles. En este mini cuarto juvenil la ubicación de la mesa de estudio suponía un problema ya que la cama ocupaba prácticamente todo el espacio libre de la planta. Héctor Ruíz-Velázquez, encargado de la reforma del piso, ideó una caja de madera fijada alrededor de la ventana a modo de escritorio, del mismo fondo que tiene el retranqueo de la planta en la esquina. Al colocar la cama en alto, también se gana espacio de almacén en la estructura.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 8
Aprovecha rincones y esquinas

Son sitios muertos que se suelen decorar con un espejo, cuadros, un jarrón... pero cuando cada metro cuenta esa esquina es un lugar muy valioso en el que colocar un zapatero, un armario un escritorio, una zona de lectura... Aquí, en esta foto de Ib Laursen, en una zona de paso se ha creado una zona de trabajo, que aprovecha la luz natural del ventanal. La mesa salva la altura del radiador. En la pared, una estantería.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 8
Visto y no visto o muebles multifuncionales

Se trata de mobiliario que soluciona varias funciones. Muebles que se transforman, mesas de centro que se convierten en mesas de comedor, pufs que se transforman en camas o, como en esta imagen, un cajón que esconde una mesa en la cocina. Es una solución perfecta para disfrutar del desayuno cada mañana en una cocina pequeña donde no hay espacio para una mesa fija.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 8
Estanterías abiertas

Las estanterías siempre nos ofrecen soluciones de almacén. Las abiertas y con laterales ligeros o sin trasera se integran bien en la decoración, sea cual sea tu estilo, y no restan amplitud. Coloca una de poco fondo alta o baja incluso en zonas de paso. Además, puedes aprovechar la zona superior de la pared para instalar una balda de almacén. Foto, de Affari.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 8
En cualquier pared, baldas a medida

Las baldas a medida se adaptan a las peculiaridades del espacio. Crea la composición que prefieras para tu librería. Las baldas tienen poco fondo y no restan espacio. Eso sí, deben estar bien fijadas para evitar que se deformen con el peso. Combina libros con objetos deco para que el resultado sea atractivo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 8
Siempre hay hueco

Aunque creas que no, siempre hay una solución. En este cuarto abuhardillado se creó un armario y a continuación, debajo de la ventana de tejado, de Velux, un escritorio con una balda volada. El blanco total es un acierto en espacios pequeños porque multiplica la luminosidad del cuarto y además amplía visualmente.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 8
En cuartos juveniles pequeños

En los cuartos juveniles pequeños es frecuente optar por una solución modular en la que la encimera de la zona de estudio se prolonga hasta la cama. El hueco que queda entre el cabecero y la pared, debajo de la encimera, ¡aprovéchalo! Bien con un arcón, con una cajonera extraíble, con un módulo con puerta o con una librería pegada a la pared.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 8
Detrás de las puertas

Tanto en la pared que queda detrás de la puerta como en la cara interior de la propia puerta instala ganchos para organizar objetos de poco grosor como sillas plegables, el carro de la compra, la bolsa del pan...

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Ideas