Cómo decorar con plantas artificiales cualquier habitación de tu casa

Di adiós a las alergias con plantas artificiales para decorar tu casa. Son tan bonitas como las naturales y te durarán para siempre.

plantas artificiales en el salón
Greengate

¿Te gustan las plantas pero tu ajetreada rutina no te da tregua para dedicarles el tiempo que necesitan o, simplemente, tu hogar no es el más adecuado para que disfruten de las mejores condiciones? Eso ya no es un problema. Las plantas artificiales son la solución a la ausencia de toques naturales en tu hogar... ¡y sin apenas mantenimiento!

Decorar con plantas artificiales puede ser una aventura muy divertida. Por su versatilidad, gracias a que son económicas y podemos cambiarlas cuando queramos (por temporada, por estilos...) y por su fácil mantenimiento (una limpieza superficial del polvo y una más en profundidad de vez en cuando en un cubo con agua y jabón para eliminar posibles ácaros rebeldes es más que suficiente).

Es cierto que tienen muchos detractores. El pensamiento de que son flores falsas y antiestéticas está en la mente de todos aquellos que no han visto las realistas propuestas actuales. Son sofisticadas, elegantes y no generan problema alguno de mantenimiento como sí puede ocasionarlo una especie real (riego, trasplante...).

No hay nada como el toque verde de un elemento natural. Nadie tiene por qué saber si es de verdad o, por el contrario, es artificial. Sí, gozar de un paraíso natural con plantas dentro de casa es un sueño que no todos pueden permitirse. Tiempo, espacio, condiciones naturales... lo cierto es que no se convierte en un problema, puesto que existen alternativas igual de bonitas y realistas al 100% que hacen que todo lo que creías que era un problema, desaparezca. Para empezar, puedes cambiarlas cuando quieras para crear nuevos ambientes. No requieren mayor cuidado que guardarlas en una bolsa hasta la próxima vez (¡sin temor a que estén marchitas!).

Cuentan con otra ventaja y es que al ser artificiales, las odiosas plagas de insectos desaparecen. Además, ese engorroso problema que se ocasiona cuando se riega en exceso y se desborda el agua del macetero, es algo del pasado si eliges una planta artificial como parte de tu decoración como un frondoso helecho o unas preciosas hortensias.

¿Desventajas? Sí, alguna que otra. Obviamente, las plantas artificiales no contienen el aroma de una flor natural y el polvo se adhiere con facilidad a su material plástico (o tela). Nada que no se pueda arreglar con agua y jabón y ese problema de alergia que evitas.

Puedes elegir desde las plantas crasas y cactus, de tallos gruesos y apariencia más ruda a modernos centros de agua sólida, hechos con materiales sintéticos transparentes que dan a las plantas un aspecto muy natural. Prácticamente la mayoría de las especies tiene su homónima artificial totalmente realista hoy en día en el mercado.

También existen árboles artificiales en macetas (palmeras, helechos, hiedras colgantes, arbustos...) y para los amantes del minimalismo, las varas de bambú harán sus delicias. Por supuesto, el dilema de "interior o exterior", también te lo ahorras. ¡Ponlas donde tú quieras!

Esta temporada, las flores de campo artificiales como la lavanda se han propuesto entrar en tu casa para embellecerla y que tú no tengas que preocuparte por nada. Abre la puerta a estos elementos decorativos con los que dar la bienvenida a la primavera, sin miedo a que se sequen o estropeen antes de tiempo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Bonitas composiciones
Hearst

Ramas de eucalipto, hidra, sorbus, hortensia... En el arte floral no existen reglas estrictas sino el deseo de refleJar en el ambiente ese toque especial que nos caracteriza a cada uno, así que todo dependerá del gusto de quien decore y del estilo del espacio donde se vayan a colocar las flores.

Las flores naturales tienen su propio encanto, como el olor o la frescura, pero también una fecha de caducidad; por el contrario, las flores artificiales no necesitaN mantenimiento, evitándose también la presencia de insectos y muestran un gran realismo natural.Esta temporada, sí que sí: un palé pintado en blanco será el soporte perfecto para colocar unas macetas de plantas artificiales tal y como se muestra en la imagen. ¡Una idea genial para tu recibidor!

¿Orquídeas? ¡Si!
Muy Mucho

Una rama con flores blancas será el elemento más especial de cualquier rincón si lo incluyes junto a un estético jarrón de cristal como éste.

Una caja de fruta será una mesita auxiliar improvisada maravillosa para una pequeña composición de jarrones con ramas verdes o flores.

Varios colores
Muy Mucho

Y para las más atrevidas, esta bonita idea: un collage de ramas verdes y coloridas flores artificiales dentro de una bolsa de papel. Deco eco ¡muy, pero que muy bonita!

Todas las flores las puedes encontrar en tiendas Muy Mucho.

Para decorar una mesa
Hearst

El ambiente de la imagen está firmado por Greengate.

Elige tamaños
Greengate

Dependiendo de qué rincón quieres decorar con una planta artificial puedes elegir especies más grandes o más pequeñas para poner en una cómoda.

Ambiente firmado por Greengate.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo