Paredes llenas de color

Los colores oscuros acercan visualmente las paredes, mientras que los claros las alejan entre sí. Modifica tu espacio con la pintura adecuada.

image
1 de 5
En el office, una pared de color

Una pintura llamativa es un buen sistema para conducir la atención hacia el punto que más interesa. Esta pared, revestida con pintura Verde Lima (34,40 €/2,5 l), junto con la puerta, decorada con esmalte Verde Pistacho (20,40 €/750 ml), guían nuestra vista hacia el patio. Ambos son de la firma Bruger.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 5
Color en el cuarto de los niños

Donde hay niños hay balonazos y manitas pringosas. Protege las paredes con pinturas resistentes y que a la vez creen divertidos contrastes de color. Faus Decor está especializada en lamas de madera lacadas para forrar y proteger la pared de suelo a techo o bien, con un zócalo. Además, aíslan acústica y térmicamente el ambiente. En 120 x 32 x 8 cm (23 €/m2 aprox.).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 5
Paredes cálidas

Topo, perla, musgo... Los colores cálidos crean sensación de intimidad en esos rincones en los que apetece refugiarse en invierno. En la pared, pintura Manor House Gray (65 €/2,5 l) y en la puerta, Cooking Apple Green (33 €/750 ml). De la firma Farrow & Ball.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 5
Paredes blancas para espacios pequeños

Los espacios mini parecen más grandes si se revisten en la gama del blanco. Decora los muebles en los mismos colores y el espacio parecerá desahogado. Pared pintada con pintura Alaska (11,10 €/750 ml) y silla patinada con esmalte Acrylic (20,40 €/750 ml). Todo, de Bruguer.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 5
Realza un elemento arquitectónico

¿Por qué camuflarlo, cuando puede cumplir una función decorativa? En este caso, al unir dos habitaciones para crear un espacio más amplio, surgió un pilar inamovible. Se le dio cierto grosor y se revistió con pintura Café Cream, que se prolongó ligeramente en el techo para enmarcar una zona de estudio. El contraste con la pared verde, en Hiedra Salvaje, realza más el rincón. Ambas, de Bruguer (31,20 €/2,5 l c/u).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo