Espacios compartidos y abiertos en casa

La nueva concepción de la familia marca el ritmo en la organización del hogar; ahora se imponen los espacios polivalentes y abiertos, que invitan a estrechar lazos.  

La búsqueda de una mejor convivencia, al tiempo que multiplicamos el espacio en casa y ganamos metros reales y sensación de amplitud, nos lleva a crear espacios comunes que se asemejan a la estructura de un loft diáfano y que apuestan por una decoración más informal y mejor pensada. Las ventajas de la fusión de ambientes son muchas, aunque podríamos destacar la desaparición de innecesarias zonas de paso y la creación de ambientes tan flexibles como polivalentes.

En los pisos actuales se imponen los proyectos decorativos que fusionan la zona de estar, el comedor y la cocina, sin necesidad de incluir barreras físicas ni visuales. Sus ventajas y posibilidades son muchas; desde emplear la mesa de comedor como espacio de estudio y trabajo, hasta sustituir el antiguo office por una única zona más funcional, que se adapta a las necesidades de cada momento, pasando por transformar el salón en ocasional cuarto de invitados mediante sofás cama o muebles tipo chill out compuestos por colchonetas.

Las claves decorativas para crear cierta unidad se sustentan en los acabados y colores —siempre en perfecta sintonía— y en un hilo conductor común en muebles y complementos. Si hablamos de los dormitorios, los matices cambian; aquí la sensación de amplitud y confort también se impone, por supuesto, aunque la prioridad es ganar espacio de almacén y preservar la intimidad. Son muy atractivas las distribuciones en suite, con tocadores, lavabos, incluso, bañeras integrados en el espacio de descanso. Las camas con arcón o cajones, los vestidores modulares y, en especial, los elementos auxiliares y complementos que facilitan la vida son básicos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Una salón comedor en tonos suaves

La clave del éxito en este ambiente diáfano, que comparten el salón y el comedor, fue la elección de acabados y tonalidades similares en el conjunto de la decoración. Priman los blancos, arenas y la madera natural. Muebles de la serie Dorset y sillas Burlington, de Laura Ashley.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un gran espacio para toda la familia

Si dispones de pocos metros, quizá sea preferible eliminar tabiques y unificar las zonas comunes en un mismo espacio. La sensación de amplitud se multiplica y la vida familiar se enriquece. Lo ideal para reforzar la sensación de unidad es elegir un mismo suelo; en este caso, el laminado de la colección Egger, de Gabarró.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Muebles con diseños ligeros

Es costumbre mediterránea ubicar la zona de estar y el comedor en el mismo espacio; una tradición apta para esas grandes reuniones de amigos o familiares que tanto nos gustan. Resuelve los problemas de espacio, si los tienes, con muebles ligeros, blancos y de estructura metálica; se integrarán de maravilla.   

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Espacio multifunción

Descubre las ventajas de ubicar una mesa de comedor de grandes dimensiones en el salón; además de garantizar el espacio ideal para una cena con muchos comensales, puede ser un espacio extra de apoyo si está cerca de la cocina, o de trabajo, si la equipamos con una luz puntual o se encuentra junto a una ventana. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Sofá de colores

Juega con colchonetas superpuestas para improvisar asientos. Es una idea fantástica que permite multiplicar el sofá en un gesto. Modelo Bicolor, de Maisons du Monde (399 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Muebles funcionales

En zonas de paso o cocinas de pequeñas dimensiones, las mesas plegables o de alas aportan soluciones  fantásticas ante la falta de espacio. En este ambiente, decorado en blanco, se optó por un modelo negro que rompe la uniformidad. Alacena con vitrina y cajones Hemnes, de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cocina integrada al salón

Integrar la cocina en el salón y borrar las fronteras decorativas entre ambientes tiene su truco. Ubicar piezas propias de uno de los dos espacios en el contrario ayuda a conseguir este efecto. Aquí, por ejemplo, triunfa un comedor en toda regla con una pantalla de tela rosa a modo de lámpara, muy coqueta; al mismo tiempo un carrito de cocina hace las veces de mesa auxiliar para el sofá. La convivencia está servida. Todo, de venta en Ikea. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Los muebles más funcionales

En la cocina, las mesas tipo consola son un recurso excelente para ampliar la zona de trabajo, así como un elemento separador móvil muy práctico. Si, además, están equipadas con ruedas, vendrán de maravilla como apoyo junto al comedor en momentos puntuales.

Este modelo con cajones y una amplia balda se vende en Car Möbel.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cocina abierta en un solo frente

Para que la cocina se integre en el salón es fundamental optar por frentes de líneas depuradas, acabados en madera o en tonos suaves, electrodomésticos panelados y un comedor funcional, que se adapte a todas las circunstancias. La propuesta de la foto es una idea del interiorista Javier Puig González. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Carrito auxiliar

Modelo Mai Tai, de Punt Mobles, con la estructura de madera maciza en haya o roble y ruedas giratorias; se vende a partir de 368 € aprox.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Doble uso

Rentabilizar el espacio a tope es obligado en estudios y pisos pequeños. El dormitorio, como en este caso, se despliega en el salón y, en lugar de mesilla, se utiliza uno de los asientos de la zona. Eso sí, los complementos deben cuidarse al máximo. Funda nórdica, de Pip Studio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
¿Te quedas a dormir?

En casas con niños siempre se necesitan camas extra; son muchos los amigos que, tarde o temprano, se quedan a dormir. Una solución es colocar en el salón o en un cuarto de estar la típica cama con espacio de almacén y que puede convertirse en un confortable sofá vistiéndola con una colcha bonita y múltiples cojines en el respaldo.

La cama de esta foto es el modelo Hemnes, de Ikea, con tres cajones debajo (299 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Las visitas, ¡al salón!

Los muebles convertibles son aliados incondicionales, tanto para sacar partido a espacios pequeños como para buscar soluciones en ambientes que cumplen varias funciones. Y el rey de todos ellos, claro está, es el sofá cama que, cerrado, aporta asientos para toda la familia y abierto, un confortable dormitorio para nuestros huéspedes. Este modelo, que esconde un colchón doble, es de Car Möbel. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Dormitorio con vestidor y baño

Una opción muy actual que permite integrar el cuarto de baño en el dormitorio y conservar la privacidad en ambos espacios. En este caso, el armario del vestidor, con frentes de cristal translúcido, delimita la zona de descanso y el tocador del cuarto de baño con una llamativa encimera de color rojo intenso en la que se encastra el lavabo.

La elección de un suelo de cemento pulido, común para toda la suite, integra aún mejor los dos ambientes y aporta continuidad al conjunto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Una silla de doble uso

Apuesta por piezas prácticas y originales, como esta silla y toallero, de respaldo alto. Modelo Rågrund, de Ikea, realizado en bambú (39,99 €). 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Espacios integrados

La organización del espacio tiende a la unificación de ambientes como medio de ampliar metros y ganar en amplitud; en este proceso el recibidor suele perder su independencia para sumar su espacio a las zonas comunes de la vivienda. Resaltar su presencia funciona muy bien como bienvenida en el acceso a la casa; lógralo jugando con la decoración, un papel pintado solo en esa zona, una consola y una lamparita de apoyo son la perfecta composición. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un despacho en el hall

Si el recibidor de tu casa es más amplio de lo habitual, sácale todo el partido otorgando mayor relevancia a ese espacio. Incluir una pequeña zona de trabajo en él siempre da buen resultado; aunque es vital mantener los papeles a raya y lucir una apariencia siempre ordenada. Con un mueble tipo secreter será más fácil conseguirlo gracias a su tapa abatible.

Este modelo, de Car Möbel, cuenta además con cajones y ruedas. ¡Perfecto!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El orden es fundamental

Perchero de pared en madera craquelada, de
H&M Home (7,99 €). Un básico en cualquier recibidor. Este modelo es ideal para bolsos y complementos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Dormitorio juvenil

En plena adolescencia es igual de importante contar con una zona para estar con amigos como un espacio donde guardar todos sus tesoros. Esto es posible, incluso, en dormitorios pequeños; la clave es contar con los muebles y complementos adecuados.

Cajonera Alex (99,99 €), mesa Linnmon (24,99 €) y silla Jules (59,99 €). De Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Muebles para almacenar

Porque la imaginación no encuentra límites esta idea nos fascina, es decorativa y super útil para organizar los juguetes de nuestros hijos. Se trata del sistema Ikea PS Fångst, de tela y con compartimentos organizadores fantásticos. Lo mejor de todo es que cada módulo cuenta con un enganche superior para colgar. ¿No es genial?

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Maleta

En la habitación infantil las cajas son grandes aliadas que ayudan a conservar el orden. Esta maletita metálica, de Blafre, es una buena opción (15,57 € de venta en Estilo Nórdico).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Reformas