Revestimientos para actualizar tu casa

¿Planeas renovar el suelo o las paredes? Descubre cuáles son los revestimientos de moda para que pongas tu casa a la última.

image
1 de 20
Panal de abejas

La tendencia de la geometría se impone. A los formatos clásicos, cuadrados y rectangulares, se suman piezas octogonales, circulares, romboidales... ¿Lo último? Baldosas hexagonales que se componen en forma de panal. Piezas Modeli, de Natucer, en 15 x 17 cm: lisas (86,52 €/m2) y decoradas (94,38 €/m2).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 20
Todo es posible

Paredes y suelos ya se adaptan a tus gustos personales. El servicio de personalización Art Factory, de Hisbalit, reproduce en mosaicos el diseño que desees.

En la última edición de Casa Decor Madrid, el equipo de Egue y Seta plasmó en su espacio eco los motivos de los nuevos envases de Kleenex
 -búhos y diseños vegetales- sobre mosaicos de Hisbalit 100% reciclables.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 20
Juegos de color

Lo más in: mosaicos con formas y tonos diferentes, que añaden dinamismo a la pared. El truco es combinarlos con paredes lisas para no saturar el espacio. Mosaico Elba, de la serie Cosmic compuesta por relieves y acabados diferentes, incluido oro de 24 kilates (175,60 €/m2). De la firma Onix Mosaico. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 20
Mix & Match

Es una de las tendencias estrella. Proviene del fenómeno mash-up, que mezcla dos obras previas para crear una tercera.

En cerámica consiste en combinar baldosas de diferente color, material, textura, formato o motivo gráfico para poner tu sello a una pared o suelo de la casa.

De Grespania: serie Newport, en 25 x 40 cm (20,5 €/m2).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 20
Mosaicos

Su decoración las convierte en auténticas piezas-joya. Mosaicos de Dune: Absolut, en gris con oro y platino (37,48 €/pieza) y Versailles, con pepitas (32,18 €/pieza).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 20
Toque vintage

La tendencia que recupera el encanto de los diseños del pasado se plasma, también, en el papel pintado y en su nueva versión: el modelo panorámico.

Hippie Chic, de Casadeco, incluye láminas, postales antiguas y platos para aportar más calidez al ambiente (104,55 € en 100 x 280 cm). 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 20
Parece, pero no es

Se llevan los papeles con estampados que simulan el acabado de otros materiales: azulejos, telas... En este caso, la colección Missiva, de Tres Tintas, evoca las delicadas tramas que aparecen en el interior de los sobres de correos.

Un diseño cotidiano que, cuando se aplica a la pared, le añade riqueza visual. Papel Canvas (58 €/rollo).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 20
Flores, apuesta segura

Cualquier formato es válido: maxi, en tamaño medio o a pequeña escala -el célebre estampado Liberty, cuyo nombre proviene de las telas con diminutos motivos florales característicos de la tienda londinense Liberty & Co-.

Sea cual sea el tamaño del motivo, la clave consiste en combinar el papel floral con tapicerías lisas o muebles monocromáticos en un tono armónico. Papel La Vie en Rose, de la colección Room Seven Field of Flowers, de Coordonné (47,15 €/rollo).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 20
Estampado repetido

La reiteración de un mismo motivo a lo largo del papel es tendencia: una sutil repetición de color que transmite sensación de orden. Aquí, el listón blanco realza el estampado del papel Daisy Spot, de la colección Emma Bridgewater, de la firma Sanderson (75,94 €/rollo en Gancedo).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 20
¡Las paredes crecen, se acercan o se alejan!

Los motivos geométricos modifican la perspectiva de las superficies. Papeles Sparkling, de la firma Roomblush (66 €/rollo).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 20
La pared se transforma

Más allá de decorar una habitación, la pintura se plantea dotar de funcionalidad a las paredes.

Illusion Paint transforma cualquier superficie en una pizarra; Rotularte es un esmalte que permite escribir sobre él con rotuladores en seco; y la Pintura Imán contiene partículas de hierro que ejercen un efecto magnético sobre la pared. Las tres son de Pinturas Blatem. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 20
Marca el contraste

Es una de las tendencias al alza: pintar una pared en un tono llamativo que la convierta en protagonista del ambiente.

En este caso, la librería blanca en forma de escalera destaca sobre el fondo rojo con un efecto casi escultórico. Pintura rojo Pashmina, de la colección Colores del Mundo, de Bruguer (39,30 €/2,5 l).

Según los coolhunters, los tonos de moda para otoño-invierno del 2014 son los colores del Pantone azul Placid Blue, violeta Radiant Orchid y verde Hemlock. Encontrarás su versión en pintura en Jotun, Bruguer, Valentine y Titán.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
13 de 20
Los claros, impolutos

Blanco roto, tiza, arena, piedra... Los tonos claros recrean atmósferas acogedoras que invitan a olvidar el estrés.

Su único inconveniente -la dificultad para mantener el esplendor del primer día- ya no es un problema.

Majestic Resist, de Pinturas Jotun, repele las manchas, resiste las rozaduras y es lavable (12,4 €/litro).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
14 de 20
Un clásico que renace

El ladrillo es uno de los materiales más antiguos utilizados en construcción. Oculto bajo capas de yeso durante años, la estética industrial lo rescata
y le concede un primer lugar en el interiorismo urbano. Para evitar su aspecto rústico, se pinta de blanco o se alterna con paredes enyesadas.  

Publicidad - Sigue leyendo debajo
15 de 20
Acabado en cemento

Aunque en principio se asocia con los lofts industriales, las paredes y suelos de cemento, combinados con madera y muebles de diseño nórdico, crean ambientes urbanos contemporáneos.

Su versión decorativa, el microcemento, añade productos químicos que facilitan su uso en interiores.

CimentArt se aplica sin juntas, no se agrieta y al tener un espesor entre 2 y 4 mm se coloca sobre cualquier superficie sin obras.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
16 de 20
Los reflejos del vidrio

A las hojas de cristal transparente de hace años se suman ahora materiales nuevos. SGG Planilaque Evolution, de Saint-Gobain, es un vidrio lacado en el que los colores realzados por el vidrio iluminan los ambientes a través de los reflejos. Disponible en color rojo, negro, blanco y verde claro -en la imagen-.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
17 de 20
La apariencia que quieras

La posibilidad de elegir entre sus múltiples acabados convierte a los laminados en aliados de la decoración de interiores.

El modelo Impressive Ultra Cemento gris claro, de Quick-Step, responde a la tendencia de suelos industriales, pero con un plus: la calidez de la madera.

Su estructura de pino se percibe, y sus tablas de 19 x 138 cm de ancho logran que los espacios parezcan más profundos. Perfecto con muebles vintage y notas flúor (34,95 €/m2).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
18 de 20
Una alfombra cerámica

Los mosaicos hidráulicos continúan como fuente de inspiración para el suelo. La novedad de este año: un patchwork de piezas grises y blancas que forman una auténtica alfombra no tejida.

Octógonos Variette Sombra (30,57 €/m2) y tacos Dome nácar (0,35 €/pieza). De Vives Cerámica. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
19 de 20
Elemento delimitador

El suelo se transforma en un recurso clave para marcar dónde comienza y termina un ambiente concreto.

En este caso basta una ojeada para entender que el dormitorio, con pavimento de parqué, finaliza donde comienza el vestidor, delimitado por cantos rodados, y que la zona de descanso desemboca en el baño, con suelo de microcemento.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
20 de 20
Mi madera porcelánica

En la tendencia neorústica, la cerámica se inspira en la madera, pero con tonos desgastados que transmiten la sensación de espacio vivido. Porcelánicos digitales de Techlam®, en Roble gris y Arce (desde 60 €/m2).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo