Errores que debes evitar en la decoración de tu casa

Sofás que no caben, salones que no dicen nada, una iluminación deficiente…

Salón con sofá con chaise longue
Hearst

Somos humanos y cometemos errores, pero en decoración se pueden evitar la mayoría, ya que las decisiones se toman en frío, con una planificación y un objetivo. La recompensa: no hay sorpresas desagradables y sí un interiorismo top. La casa nunca se empieza por el tejado, pero si ya es demasiado tarde, casi siempre se puede rectificar. Descubre qué se suele hacer mal con esta selección de los deco-errores más frecuentes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
1 Demasiado maquillaje

Paredes con interés vs. saturación
Varias paredes pintadas en colores súper intensos causan fatiga visual. Repetir el mismo recurso decorativo en distintas habitaciones de la casa, no decora... cansa. Lo mismo sucede con las técnicas de pintura decorativa, recurrir a ¿más de tres? en una casa de 80 m2, resulta excesivo... La solución para los que quieren realzar las paredes: la alternancia de ideas/recursos. Además de pintura, están ahí los papeles pintados, los fotomurales, la fotografía en gran formato, los paneles retroiluminados, los collages deco con espejos sol u otros diseños, vinilos, los cuadros, los pósters, una composición handmade, letras oversized, frases... Algo imprescindible en el caso de pintura: probar in situ varios tonos, según la luz natural/artificial de la habitación. Interiorismo, Egue y Seta. En pared, papel pintado, de Coordonné. Sofá, tapizado en piel, y mesa de centro, de Bianca Bosman. Cojines, de Lu Ink. Alfombra, de Francisco Cumellas. Pavimento, de Espacio Hidráulico.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 Iluminación lúgubre

Iuminación cálida, con matices y decorativa vs. iluminación molesta y poco favorecedora
Iluminar y alumbrar son cosas distintas. Iluminar una estancia poco tiene en común con el alumbrado de un trastero, por ejemplo. Entre los errores más habituales, colocar la lámpara de techo y olvidarse de todo lo demás. El efecto escenario de una iluminación potente en el techo es molesto y poco favorecedor. La solución: una iluminación polivalente, que se adapte a las diversas actividades que se realizan. Básico contar con varios puntos de luz estratégicamente colocados, que ayuden a crear ambiente. Combinar diferentes tipos de iluminación, general, ambiental y puntual: de techo, sobremesa, de pie, de realce... e instalar dimmers o reguladores de intensidad, para crear una atmósfera íntima, sugerente... Decoración, estudio MA+uno interiorismo. Lámparas de suspensión Beat Light, de Tom Dixon, en Años Luz. Mesa y sillas, de Habitat.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 Carrera de obstáculos

Circulación fluida vs. zonas de paso con barreras e intransitables
Este error y el anterior suceden cuando se han elegido los muebles "a ojo", sin tomar medidas exactas, ni hacer un plano detallado. También aparece cada vez que se intenta aplicar en casa la distribución que tanto gustó en casa ajena, normalmente, en una revista. Siempre debe hacer un espacio cómodo para circular, sin barreras. La solución: cuando se ha pensado en una distribución, comprobar que las zonas de paso habituales están despejadas, sobre todo, el área próxima a las puertas. La distribución funcional es clave. Reforma e interiorismo del estudio Arkittec, de donde procede el espejo ovalado y dorado. Cómoda lacada, de Europa 20.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 Elegir mal la talla

Alfombra que luce vs. alfombra demasiado pequeña
En alfombras para la zona de estar, lo ideal es que los muebles toquen alguna parte del área cubierta por la alfombra. ¿Qué ocurre cuando la alfombra que se compra es pequeña? Se coloca la alfombra, los muebles acaban estando demasiado juntos, más de lo deseado, y el ambiente queda abarrotado. La solución pasa por medir el espacio para dar con una alfombra de tamaño y forma adecuados. Alfombras, de The Rug Company, en BSB. Mesa lacada, diseño de María Lladó

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 Ese sofá que no cabe…

Planificación vs. el mal uso del espacio
¿A qué nos referimos? Es sencillo; a ignorar las medidas de la habitación. Antes de adquirir muebles, tanto los básicos como los auxiliares, hay que medir y tener en cuenta la superficie y la planta de esa estancia, la ubicación de radiadores, las ventanas, los enchufes... Y también los hábitos. Un sofá que no cabe donde habías pensado es un error tan importante como lanzarse a comprar una mesa de comedor espectacular, pero demasiado enorme cuando solo sois cuatro y no soléis tener invitados. Decoración, Estudio Lucas y Hernández-Gil. Sofá Ground, de Flexform. Almohadones y manta, de Missoni. Cortinas de lino, de Lantero.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 Cables hasta en la sopa

Una casa tecno sin cables vs. cables por todas partes
Una televisión de pantalla plana espectacular, un equipo de audio impresionante y, casi, el mejor ordenador del mercado. ¿Y tu que es lo que ves? Cables por doquier... que arruinan la decoración. Esconder o disimular todos los cables de los aparatos electrónicos no es misión imposible. Las regletas deberían ser una solución provisional. ¿Qué se puede hacer? Por ejemplo, la próxima vez que vayas a pintar, aprovecha para hacer rozas y modificar enchufes y conexiones. Si lo prefieres, aquí tienes otra opción: anclar al tabique una plancha de Pladur o de DM, planificar la ubicación de los enchufes y realizar los agujeros para la conexión de cada aparato. En esta zona del salón, con la mítica chaise-longue de Charles & Ray Eames, editada por Vitra, junto al ventanal, se instalaron un televisor, de Samsung, de pantalla plana; un equipo de audio, de Bang & Olufsen y un módulo suspendido para colocar otros sistemas, como el DVD, revistas, mandos... La lámpara de pie es de Artemide.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 El lote completo

Decorar con fusión de estilos vs. amueblar con un set de muebles
Comprar el salón completo con mismo diseño y materiales/acabados, hacer lo mismo con el comedor a juego y el dormitorio idéntico... Decorar y amueblar son cosas distintas. Amueblar una casa con el set de muebles completo provoca un efecto escaparate, la antítesis de un hogar, ¿verdad? Es decir, cualquiera puede comprar el set y tener el mismo espacio. La homogeneidad, en decoración, es aburrida, monótona e impersonal, tu casa podría parecerse más a una franquicia o a un hotel. ¿Es lo que quieres? La fusión de estilos, la mezcla de diseños de autor, con piezas de almoneda y muebles de distinto estilo y origen están de moda y crean ambientes más vividos, personales y acogedores. Decoración, estudio Mill-House. Junto al escritorio de roble americano, la silla Comback, de Patricia Urquiola para Kartell, inspirada en el sillón Windsor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 Decorar es de valientes

Valor vs. miedo
Lo del pánico escénico no es solo para los actores. Es frecuente sentir miedo a decorar y tener dudas sobre el resultado final cuando uno mismo decora su propia casa. También es habitual que por ello se tienda a una decoración estándar e impersonal, que no provoca sentimiento alguno de afinidad y bienestar en casa propia. Si hay una pieza atractiva para uno mismo, pero que sería excéntrica para el resto, ¿por qué no atreverse? Si siempre te ha gustado, como se diría en inglés, go for it! Recordar quién vive en la casa y quién debe sentirse a gusto en ella, es fundamental. La cama, realizada con varios andamios metálicos, es un diseño de Úsame, como la lámpara de mesa. La mesilla está revestida con latas recicladas. Ropa de cama, de Filocolore.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Trucos de hogar