Librerías, estantes y baldas con diseño y estilo

¡Orden a la vista! Porque las baldas y estantes tienen la ventaja de mostrar lo que sustentan, de manera que también decoran el espacio. Además, una librería o estantería junto al sofá o en la cocina te brinda un libro o una taza, respectivamente, con solo estirar el brazo. Todo son ventajas. Repasa este especial de librerías, baldas y estantes. Renuevan sus diseños y formas. 

image
1 de 9
¿Líneas rectas y paralelas?

Sí, pero no. Las líneas rectas son inherentes a una estantería, aunque hay diseños circulares que desafían las leyes de la sustentación, pero los modelos renuevan sus formas con líneas originales que se desmarcan de las típicas cuadradas o rectangulares. La marca Borealis crea tendencia con el modelo Comb en varios tamaños. Sobresale de la pared como el sector de una esfera. En www.triitme.com

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 9
Apoyada en la pared

Un panel que se apoya en la pared y dibuja un triángulo. Utilízalo como expositor de cuadros, fotografías, láminas, algún libro de cubierta artística... Es de Car Möbel. Una idea para copiar: planifica su ubicación y coloca un punto de luz sobre la estantería, que ilumine su contenido.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 9
Sin trasera

Este tipo de librería sin trasera es más ligera visualmente. Se puede apoyar en la pared pero es muy decorativa como separador de ambientes. Utilízala para organizar o distribuir zonas en una estancia diáfana. Toma nota de la decoración de cada hueco: libros se alternan con plantas y objetos decorativos. Es una propuesta de la firma Hübsch.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 9
Composición de cubos en la pared

Esta solución tiene movimiento. El truco es combinar tamaños e, incluso, formas. Fíjate en el contenedor que reproduce una casita. Fíjalos a la pared en una composición aparentemente desordenada. Asegúrate de que utilizas los tacos correctos y que la pared está en buen estado. En función del peso que vaya a soportar cada estante también puedes utilizar productos de fijación que evitan los agujeros (tipo No Más Clavos, de Henkel). Todo, de Bloomingville.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 9
Composición simétrica

La simetría implica orden. Visualmente aporta equilibrio a la estancia. Además, si realizas una composición de este tipo, de obra, pinta los estantes en un color que destaque respecto a la pared. Copia esta idea. Una propuesta, de Bruguer.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 9
Formas originales: ¡rombo!

Una joya. Con forma de diamante, esta estantería brilla. Más que para almacenar toda tu biblioteca es un elemento decorativo. Planteáte este tipo de diseños como un cuadro o escultura que da vida a una pared. Es de la firma Bloomingville. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 9
¿Escalera o estantería?

Son tendencia las escaleras. Usadas como percheros o toalleros o, simplemente, como objeto decorativo. Pero el híbrido más práctico es la estantería escalera. Las baldas reemplazan a los peldaños. Colócala en cualquier rincón de tu hogar como mueble auxiliar. En Kenay Home está disponible en varios acabados.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 9
De poca altura

Las de poca altura se adaptan a cualquier espacio sin saturar y ofrecen posibilidades extras de almacén. Además, su contenido no queda tan expuesto a la vista, lo que no quiere decir que el desorden se imponga. Las composiciones modulares se adaptan a tus necesidades de organización. Siempre puedes optar por cajas o cestas para guardar los objetos de menor tamaño en uno de los estantes. Todo, de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 9
Para que nada se caiga

Estos estantes, de Car Möbel, cuentan con una balda soporte, en la que apoyan los elementos, y una tira horizontal en el frente para que no se venzan. Son ideales para libros y marcos. Tienes una versión similar, en Ikea, con forma de U.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Orden en casa