Beach style: ¡nos vamos a la playa!

¿Sueñas con un refugio en la costa? Las rayas marineras, los elementos náuticos y las texturas naturales definen este estilo. Recréalo, al compás de las olas, con un aire nuevo y detalles sutiles. El beach style es tendencia. Es tiempo de playa.

image
1 de 6
Una hamaca en la playa

Del bote del pescador a tu casa; la madera es el material por excelencia en un ambiente costero. Lo habitual es encontrarla teñida en blanco, aunque también en un tono natural y coloreada en piezas concretas, que actualizan el estilo. En los muebles interiores, protege la madera con una mano final de barniz o cera. En los muebles de exterior, que se deterioran más, deberás renovar la pintura periódicamente o bien aplicar aceites en las variedades tropicales. En maderas con tratamiento específico para exterior (en autoclave), se utilizan pinturas y barnices especiales al agua, que no sellan el poro. Hamaca, similar en Habitat. Los cojines están decorados con las aplicaciones textiles Kärrnäva y Mjuknäva, de venta en Ikea.

Recuperar. Quizá para disfrutar del sol desde cualquier rincón, las piezas plegables se asocian a este estilo. La silla de director, una hamaca con el asiento de loneta o una mesita auxiliar con las patas en aspa son siempre tendencia. Actualiza su estilo con una mano de pintura y una colorida tela y llévalas contigo. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 6
Oda a la contemplación

Equipa tu jardín, junto a la piscina, o la terraza con sillones, tumbonas y butacas en los que dejar pasar el tiempo. Existen también diseños de suelo que, a modo de colchonetas, mullen la superficie y se recogen enrollados sobre sí mismos (de venta
en Butlers, por ejemplo). Deja secar al aire libre las toallas húmedas. Estarán listas para la jornada de playa a la mañana siguiente. Capazo de fibra, similar en la tienda Women’Secret.

Un hit de exterior: si existe un asiento que nos traslada a un paraje junto al agua es éste, el modelo Adirondack. Se trata de un clásico de la decoración norteamericana, que se utiliza desde 1903 para equipar las residencias de verano. Encontrarás modelos similares en firmas como Royal Botania o Teklassic. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 6
Un comedor navy en la terraza

Para el desayuno y la comida, al cobijo de un toldo o bajo un manto de estrellas por la noche. Disfrutar del menú al aire libre es uno de los placeres del buen tiempo. Puedes preparar un menú marinero, con pescado como protagonista, o ensaladas y verduras a la parrilla. Dale un aire navy a la mesa con un mantel rayado, similar en Linum. Menaje, parecido en Maisons du Monde.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 6
Una ducha refrescante

Tanto si tienes una casita cerca del mar como si tus ventanas miran a la montaña, instala en el patio una zona de ducha en la que refrescarte nada más llegar de la playa o cuando sientas el calor sofocante en los días de verano. ¡Es tan sencillo! Solo necesitas una toma de agua. Opta por un modelo de pie o sitúa los mandos y el rociador en la pared o detrás de un panel de madera (todo, disponible en Bricor y Leroy Merlin). Ten a mano toallas y pareos para cubrirte. Textiles, similares en Oysho. Bolso, parecido en El Corte Inglés. El remo lo encontrarás en elmercaderdelmar.com 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 6
Rendidos al confort

Haz más confortables tus sillones con almohadones, ten a mano una mantita ligera por si refresca por la noche y completa la zona de estar con reposapiés o cojines de suelo.

En Casa Bruno (www.casabruno.com) encontrarás un diseño inspirado en la butaca Adirondack con reposapiés integrado y extensible. ¡Comodísimo!

Materiales. Se hace imprescindible que los textiles de exterior sean resistentes a las inclemencias del tiempo -principalmente lluvia y humedad- y a la exposición solar -para evitar su decoloración-.  Presta atención a su limpieza, bien con un paño húmedo en el caso de telas plastificadas o en lavadora. Cojines, en Butlers.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 6
Sueños la mar de apetecibles

El azul y el blanco son los colores que mejor encajan en el estilo marinero, aunque no los únicos. Además son muy adecuados para el dormitorio por el efecto relajante que producen. En cualquier caso, incorpora complementos decorativos, inspirados en la vida náutica, como conchas, estrellas de mar o caracolas, maquetas de veleros o un timón. Ropa de cama, similar en Zara Home y Lexington. Los cojines, en Butlers. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Ideas