Decorar en azul

Los tonos más intensos de la paleta de los azules transmiten sensaciones frescas y sedantes que inducen al descanso; una tendencia al alza, idónea para vestir la casa en los meses más cálidos.

- Los motivos estarcidos son un excelente recurso para poner una nota decorativa en la pared sin realizar grandes inversiones. Para conseguir un resultado óptimo, se debe utilizar una pintura específica (más espesa) y aplicarla en pequeñas cantidades, con un pincel redondo, y dando suaves toquecitos sobre la plantilla; así se evitarán manchas y goteos.

- Los papeles pintados con estampados XL requieren más pericia; los motivos de cada paño deben casar con los del siguiente, lo que dificulta el trabajo considerablemente.     

- Una opción sencilla y asequible es apostar por un zócalo a media altura de un material rígido, de papel o, simplemente, pintar con dos tonos diferentes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
A mano

Apúntate a la corriente del DIY y renueva ese mueble de madera oscura que ya no encaja en tu nueva decoración.

Una mano de Chalk Paint (www.chalkpaint.es) y un sugerente acabado envejecido serán suficiente para conseguirlo. En Maisons du Monde tienen una consola similar; se llama Vintage Vozhega (215 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Tarjeta de visita

Un recibidor decorado en la gama de los azules revela desde la puerta un hogar tranquilo y equilibrado.

Son pocos los elementos necesarios debido a su tamaño, aunque justo por este motivo es recomendable abusar del color en los accesorios para transmitir sensaciones.

Perchero, similar en Leroy Merlin (6,75 €). 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Rincón de lectura

La solidez de la madera maciza se contrarresta 
con unos cojines y almohadones mullidos. Quedará genial rescatar un sillón de madera y completarlo con unas colchonetas y cojines.

En Maisons du Monde se puede encontrar un puf muy parecido a este (29,90 €) y una lámpara de  tronco de igual estilo (249,90 €). 

Es el momento de sacar a relucir tu colección de platos decorados y exponerlos en la pared con mucho arte.

Procura que todos los elegidos sean de los mismos tonos, en este caso azules, y crea con ellos un rinconcito de aire rústico con muebles de madera como los de nuestras abuelas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Esas pequeñas cosas

Reciclar, ahorrar y decorar con estilo es más sencillo de lo que crees. Esta fantástica idea lo demuestra: son simples botellas de vidrio; eso sí, elegidas con mucho mimo según su silueta y tamaño.

Algunas ya vienen de serie con el cristal tintado, las demás se pintaron por dentro de azul en diferentes tonos y se dejaron secar. Agrupadas y coronadas con una flor, son un detalle exquisito y único.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Buena onda

Dicen que el color azul baja la presión sanguínea y favorece el descanso llamando al sueño. Es por tanto uno de los favoritos en el dormitorio donde, combinado con blanco, además potencia la claridad y ensalza la luz natural.

Para tamizar la que entra por la ventana, nada como un visillo blanco estampado. En Ikea disponen de modelos en esta línea por 24,99 € la pareja.

El eclecticismo decorativo imprime carácter personal a los ambientes con lo que se logran estilos más actuales y urbanitas, aún empleando azules, blancos y tostados; colores generalmente destinados a la búsqueda tanto del estilo marinero como de un look hippy chic, propio de las residencias de verano.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
De capricho

Fresca y sosegada, la convivencia del azul y el blanco relaja la mente emulando los colores del océano. Forman un equipo fantástico para vestir y decorar el cuarto de baño completo.

Paredes, azulejos, toallas y accesorios juegan con estos dos tonos y con las fibras vegetales en este rincón tan práctico como decorativo.

Las toallas en varios tonos de azul son de Textura (desde 5 €). Cestas de este estilo se pueden encontrar en Ikea por 15,99 €.

Según la peculiaridad del azul los efectos variarán; los tonos intensos y profundos, como los elegidos en este espacio, nos hacen sentir tranquilos, actúan como un sedante sobre el inconsciente permitiendo conectar con nuestra parte más intuitiva. Pero cuidado, un exceso de azul oscuro puede producir tristeza. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
En perfecto orden

Las cajas son grandes aliadas a la hora de organizar la ropa de casa, ya que la mantienen bien planchada y ordenada. Las de madera, con el interior bien lijado, son estupendas para este cometido.

Además, se pueden decorar con pintura de pizarra en un tono bonito y escribir en el frente lo que contienen. Paños y servilletas, similares en Zara Home y Linum.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Ideas