Detalles deco para exteriores

Al campo, a la pradera, a una dehesa o a los alrededores de un riachuelo. Coge la cesta del picnic y acomódate en un espacio abierto en buena compañía. Olvídate del asfalto y busca ese rinconcito verde que anhelas.

image
Hearst

El placer de disfrutar al aire libre bien podría ser el título de un libro sobre la buena vida. Y es que en cuanto llega el buen tiempo, nuestro cuerpo pide abandonarnos a la brisa y al sol sin prisas, a la contemplación del entorno y al paseo por senderos. Rodearnos de naturaleza, realizar acampadas, caminatas, ir a la playa o practicar senderismo nos aleja de los ruidos de la ciudad y nos carga con una dosis revitalizante de vitamina D y aire puro. Tenemos todo el verano por delante. Exprime los días de sol y deléitate en compañía.

Los planes se multiplican

- Con el buen tiempo, las actividades al aire libre son muchas. Acude al centro cultural de tu barrio o navega por la Red y busca planes en tu localidad o en las comunidades vecinas. Es el momento de visitar pantanos, lagos o piscinas naturales. Coge un par de bañadores y la toalla. ¡Aquí sí hay playa!

- Para los más deportistas. Rutas a pie o en bicicleta. Prepara unos bocadillos y otras provisiones, tenéis todo el día por delante. Es importante organizar la excursión con algo de antelación. ¿Vas con niños? Adapta el plan a sus edades. Se trata de que la actividad sea agradable para todos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Siesta time!

Sin duda, un gran invento: la hamaca. Llévala contigo, siempre puedes encontrar un par de árboles próximos donde fijarla.

Con el piar de los pájaros entramos en un estado de relajación tal que se hace necesario echar una cabezada.

De Lene Bjerre: hamaca Affair (139 €), cojines (desde 35 a 85 €) y florero Adora (29 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Jugar fuera

- Imprescindibles: Que pequeños y mayores salgan de casa con crema solar protectora. Llevar el bote para aplicar más cada dos horas. Cubrirse con gorros y buscar siempre una zona sombría en la que resguardarse durante el descanso.

- Los juegos se adaptan: Agua, coches, pelotas... Son opciones prohibidas dentro de casa. Sorpréndeles con un remolque en el que montarse. Es el modelo Flyer Ranger Wagon con cinturón ajustable, de Imaginarium (149 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Tradicional y sencillo

Localiza un merendero y organiza tu propia fiesta. Conviértelo en tu jardín particular por unas horas. Lleva farolillos, banderines, manteles y menaje de papel colorido y monta una reunión en un entorno idílico. Linternas de papel, en 15 cm de diámetro, de Rice (3,90 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Sin ir muy lejos

En la puerta de casa o sobre un escalón. El suelo es el lugar idóneo para disfrutar de un ratito de lectura.

Con el sol algunos pavimentos adquieren una temperatura elevada. Siéntate mejor sobre un cojín o esterilla.

Una solución: una alfombra de exterior. Este diseño, realizado en tejido de vinilo estampado, es de PortobelloStreet.es. Mide 0,70 x 2 m (199 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Que no falte un refigerio

Tanto si estás en el jardín de tu casa como en la playa o en el campo, lleva siempre líquidos para refrescarte y recuperarte. Hidratarse es fundamental cuando las temperaturas suben. Cesta metálica, de Madam Stoltz (27 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Mi tipi en la playa

tienda y algún elemento que aporte sombra, una manta, mesa y sillas plegables y el menaje apropiado.

Lleva siempre bolsas para recoger la basura que generes, un repelente de mosquitos y una pomada para las picaduras de los insectos.

Es una excelente forma de convivir con la naturaleza. Y si prefieres dormir en un colchón, opta por casas de madera o campings con bungalows. Todo, de Affari: tienda Cosy (370 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Al exterior

Los textiles también salen de casa. Escoge tejidos resistentes a la exposición solar cuando se trate de zonas a la intemperie.

Para los cojines y esteras, lo más apropiado son telas lavables y las más fresquitas, las naturales.

Ropa de cama, de Lexington: funda de almohada, en 50 x 60 cm (desde 32 €), y funda para edredón, en 1,50 x 2,20 m (desde 149 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Ideas