Apúntate a la Deco Fresh

Abre la ventana y deja que se cuele la brisa. Con este gesto y algunos trucos decorativos verás descender los grados en el termómetro.

Trucos para refrescar la casa
Micasa
1 de 11
Mis paredes aisladas

Disponer de un buen aislamiento en paredes y techo puede llegar a reducir más de un 30% los gastos en refrigeración. Knauf Insulation, a través de Supafil, propone un aislamiento térmico y acústico de lana mineral, inyectado en la fachada.

Mejora el confort de la vivienda, es ecológico, de bajo coste de instalación, no necesita obras y permite ahorrar en las facturas energéticas. Mira en www.knaufinsulation.es

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 11
Sueño de una noche de verano

En el dormitorio los tonos pierden intensidad y en verano con más razón triunfa el soft. Blanco y pinceladas discretas tiñen tejidos naturales -algodón y lino-. Una colcha ligera y unos visillos que tamicen la luz rebajan la temperatura. Focos, de venta en Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 11
Menú ligero

Ubica el comedor junto al ventanal y disfruta de los días soleados. En comidas informales luce la superficie de tu mesa. Sustituye el mantel por individuales coloridos o de fibra natural y combínalos con piezas de menaje en cristal transparente.

De Maisons du Monde: silla en metal pintado (desde 119,90 €) y taburete (desde 39,99 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 11
Esencial ante el calor

Ventila la casa por las mañanas y por las noches, cuando bajan las temperaturas. Reduce el consumo de luz artificial pues, además de aumentar la factura, aporta calor. Mantén las persianas bajadas en las horas centrales del día y haz un uso adecuado del aire acondicionado con una temperatura constante en torno a los 26 grados (por cada grado de frío, el gasto energético se dispara entre un 6 y un 8%).

En casa, lleva ropa ligera. De Maisons du Monde: consola, en 1,10 x 0,35 x 0,80 m (129,90 €), y espejo con apliques Ambroise, en 50 x 70 cm (129,90 €).

LA ORIENTACIÓN DE LA CASA

Según la orientación de la vivienda, la temperatura que alcanza la cara que recibe el sol varía. Recurre a toldos, persianas y contraventanas para combatir el calor. ¿Conoces las cortinas y estores con revestimiento térmico? Repelen el calor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 11
Mi básico visillo

La cortina, mecida suavemente por la brisa, es el cómplice ideal para preservar el interior de miradas indiscretas sin renunciar a abrir la puerta de la terraza o la ventana. Lámpara de pie, de Biosca & Botey.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 11
En unos pasos

Pon una funda de algodón al sofá, cambia los cojines y la alfombra de invierno por una de fibra o una estera. Tendrás un salón nuevo, radiante y más fresco. De inspiración playera en azul y blanco, es una propuesta de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 11
¡Salir fuera!

Cualquier estancia se abre al exterior. Puertas y ventanas abiertas que comunican ambientes y que fusionan el concepto dentro-fuera. Según la hora del día la vida se traslada a uno u otro lado, pero lo importante es disfrutar de los patios, las terrazas, los jardines, los balcones... ¿Los tienes ya listos? Sofá, de SCV. Mesa, de la firma Blanc D'Ivoire.

TONOS ROTOS

Son colores suaves, que nacen de mezclar el blanco, en cualquiera de sus variedades, con gotas de negro u ocre.

Nos referimos a los tonos arena o piedra, tan apropiados a la hora de conseguir una decoración refrescante. Decoran sin estridencias y el relax está garantizado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 11
In & out

Un mueble, complemento o material más propio del jardín, de la terraza o -¡por qué no!- de la playa aporta sensación de frescor, nos traslada a las vacaciones y a nuestro rincón estival preferido.

Borra la frontera entre el interior y el exterior con elementos de fuera que conquistan los ambientes íntimos. Una silla de jardín, una hamaca o, como en este caso, un cabecero de cañizo o bambú. ¡Siempre es verano! Ropa de cama, de Lexington.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 11
Un estilo que se actualiza

Los ambientes rústicos ceden su estética más pesada a combinaciones frescas. Aquí la mesa en color blanco combina con sillas de fibra y otros detalles en madera natural.

Las paredes, bovedillas y vigas vistas también en blanco aseguran la actualización de un estilo clásico. Lo más in: introducir detalles en color.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 11
Print vegetable

Ramas, hojas y flores evocan frescura por sí solas. Tanto al natural en un florero como serigrafiadas, bordadas o dibujadas en cualquier superficie. Regálale a tu casa un must de la temporada. Fíjate en este diseño multicolor donde azules, verdes y pinceladas anaranjadas abren la estancia a un mundo vegetal.

Papel pintado Scandinavian designers by Stig Lindberg, de venta en la tienda on line de Punto Suspensivo (50 € el rollo de 0,50 x 10 m).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 11
Rodéate de plantas

Colócalas en las ventanas o cerca de ellas ya que al regarlas, absorben los rayos de sol y crean una película de frescor que el aire esparcirá por la estancia en la que se encuentre. Armarios, similares de venta en Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Trucos de hogar