Ideas para aprovechar rincones

Cualquier casa ofrece más opciones de las que se aprecian a simple vista. Con un poquito de ingenio, lograrás sacar un espacio útil a zonas que nunca imaginaste. Te contamos cómo conseguirlo. Todo es posible.

image
1 de 11
Librería en esquina

Puede que el saber no ocupe lugar, pero los libros, sí. Para que dispongas de espacio suficiente, una solución es colocar estantes en zonas donde no cabrían muebles, pero que se pueden aprovechar con baldas desde media altura hacia el techo. Modelo Ekby Östen (6,99 € c/u) con soporte Ekby Lerberg (3,50 €). Sillón Strandmon (199 €). De Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 11
Debajo de la escalera

La idea ya la sugirió J.K. Rowling, la autora de la saga de novelas de Harry Potter, cuando decidió que el pequeño mago durmiera en un trastero creado bajo los peldaños. Sin llegar a un extremo tan drástico, la posibilidad de crear un espacio de almacén en esta zona, por lo general muy desaprovechada, permite múltiples usos: un armario para colgar los abrigos, una despensa o, como en este caso, un escobero. Si prefieres que el rincón pase desapercibido, decora las puertas en el mismo acabado de la pared más próxima a ellas. En este caso, se revistieron con papel pintado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 11
Baldas sobre el radiador

Es una excelente fuente de calor, pero a veces plantea problemas decorativos porque su profundidad impide adosar muebles a la pared donde está instalado. Sin embargo, la pared que queda por encima del radiador queda despejada. ¿Qué te parece colocar en ella baldas para libros, álbumes de fotos o películas? Cuando el techo es
muy alto, puedes añadir estantes y utilizar una escalera anclada a la pared para acceder a lo que guardas más arriba.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 11
En la ventana

Todos tenemos una, pero lo importante es rentabilizar el espacio que queda debajo. En este caso, se realizaron dos baldas de madera lacada en blanco, aunque también podrían ser de obra, y se completaron con cristales -que reflejan la luz natural que entra por la ventana-, pero biselados, para evitar el riesgo de cortes. Los estantes tienen el tamaño idóneo para colocar libros apilados, y camuflan la rejilla de un split de aire acondicionado con bomba de calor situado debajo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 11
Un arcón multiusos

En el dormitorio de tu hijo, o incluso en el tuyo, puede cumplir más de una función. Colocado junto a la cama servirá de cabecero y, al tener un fondo mayor, ofrecerá una superficie de apoyo que hará las veces de mesilla. Lo ideal es que el arcón tenga capacidad de almacén, bien por la parte superior, o como en este caso, con un lateral extraíble. Así, en su interior podrás guardar mantas o las almohadas si prefieres que la cama tenga el aspecto de un sofá durante el día.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 11
Asiento con sorpresa

Plantéate la posibilidad de diseñar un banco de obra a medida, que rentabilice un espacio pequeño. Planifícalo como una estructura en forma de U invertida, de manera que el centro quede despejado para colocar debajo contenedores con ruedas. Ganarás una zona de almacén útil para juguetes, balones o patines en el caso de los niños. Evitarás discusiones si anotas en el lateral el nombre de cada propietario. Otra opción es guardar ropa en bolsas dentro de contenedores con tapa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 11
Dentro de la pared

Los muros que dan a la fachada suelen tener un grosor mayor que los interiores. Y esa profundidad puede ser suficiente para realizar una estantería a medida, donde colocar  libros de bolsillo. Eso es lo que se hizo en esta buhardilla que, antes de la reforma, era un espacio oscuro y sin ninguna fuente de iluminación. Ahora, dos ventanas de tejado con apertura GGL, de la firma Velux, proporcionan luz natural desde la zona más inclinada del dormitorio; disponen de una hoja que gira 180º para facilitar su limpieza y de un aireador que permite ventilar sin abrir la ventana (desde 240,79 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 11
Por los peldaños

Fíjate qué idea tan original. La escalera que conduce al altillo, sin barandilla, se convierte en el perfil escultórico de una estantería repleta de libros y de material en esta zona de trabajo. El contraste de acabados y colores -peldaños de hierro y baldas lacadas en blanco- realza la belleza del diseño. Es una idea del estudio Espacio
en Blanco.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 11
¡Se acabaron los baños pequeños!

Y no por una cuestión de tamaño, que siempre será el mismo, si no por las originales posibilidades de almacenaje. Para empezar, ¿qué tal si rentabilizas el espacio que queda sobre el inodoro? Este organizador mide 61 x 29 x 176 cm (61,95 €). Además, a su lado se ha situado un carro estrecho con cuatro cajones y cuatro baldas; en 23 x 39 x 156 cm (94,95 €). Y para disfrutar de tu coquetería, nada como el contenedor Allure, para cosméticos, junto al lavabo;
mide 22 x 12 x 8 cm (17,95 €). En Howards Storage World.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 11
Y en la cocina

Todos lo sabemos: cualquier centímetro es un preciado tesoro para guardar menaje o alimentos. De ahí que resulte fundamental sacar partido al espacio. Este módulo extraíble, específico para cocinas reducidas, solo tiene 30 cm de ancho, que se convierten en una gran ayuda a la hora de almacenar botellas o las barras de pan. Con frente modelo Delinia Visión blanco y con cuarterón rehundido (40,75 € en Leroy Merlin).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 11
Un office de quita y pon

Es una solución excelente cuando se dispone de un espacio ajustado. Esta mesita tiene un tamaño perfecto para desayunar o tomar el almuerzo a  mediodía. Sin embargo, no es un modelo estático, con patas. Dispone de un mecanismo que se fija a la pared y, cuando no se utiliza, se pliega por completo para facilitar el paso hacia el resto de la cocina. Mesa abatible Norberg, en 74 x 60 cm y color blanco (29,99 €). En cuanto a los asientos, los taburetes Bosse disponen de una ranura que permite desplazarlos a otra habitación sin apenas esfuerzo; en 39 x 74 cm (31,99 € c/u). Todo, de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Ideas