Decora con los objetos que coleccionas

Posavasos, llaveros, pegatinas… todo se puede coleccionar. Aquí te proponemos dar un paso más: decorar tu casa con esos objetos que coleccionas y son parte de tu vida. ¡Exhibe tu colección personal! 

Un buen coleccionista no es aquel que reúne un sinfín de cosas, las guarda en cajas y se olvida de ellas, sino el que las valora y como tal, las conserva. La idea inicial puede no ser exhibirlas, pero cuando se hace con estilo, la colección cobra un valor decorativo y destaca por su exclusividad.

Tengo cinco, ¿ya son colección? Se podría decir que sí y lo será seguro, si sientes enseguida la necesidad de ampliar el número. Ya buscarás la mejor manera: ferias de coleccionismo, foros, almonedas, mercadillos, intercambio, viajes… Si la colección se compone de numerosas piezas, que podrían llegar a saturar cualquier espacio, conviene entonces rotarlas periódicamente. Las que no se exhiban, pueden esperar su turno, juntas pero no revueltas, en un mueble adecuado.

¿Y si creas un catálogo de tu colección? Es lo que hacen los más profesionales. En fichas u hojas de cálculo, puedes indicar cómo, dónde y cuándo llegó a ti la pieza; su estado de conservación, características y valor.

Una colección para cada uno. Niños y mayores. Monedas y sellos son los clásicos, a cualquier edad, pero muchas colecciones comenzaron a edad temprana: llaveros, chapas, juguetes, pines, soldados, canicas… y aún se conservan. El coleccionismo también puede llegar en edad adulta: estilográficas, dedales, cajas, minerales, cucharillas, vitolas, etiquetas, menaje y hasta saleros y sobres de azúcar.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Postales chic

Empiezas a guardar unas por su valor sentimental y, después, descubres otras con ilustraciones artísticas. En tu mano está guardarlas en una caja ideal o formar un collage. Juego de 20 tarjetas y sobres (12,80 € aprox. en An Angel at My Table).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Lienzos hechos con sacos antiguos

La mayoría de los objetos que se coleccionan pueden decorar un ambiente; solo hace falta hallar la fórmula ideal. Aquí, las telas de sacos antiguos, de pienso y harina, típicos de la América rural, se han tensado sobre bastidores para formar una composición original. Más opciones: carteles de películas, vitolas, etiquetas...

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Luce tus tesoros

Contemplar tu colección a diario, te hará más feliz. Pero además, el rincón donde la exhibas ganará interés visual. Un mueble retro, como una vitrina, es perfecto. Un plus, que su trasera sea un espejo y sus baldas sean de cristal. Complementos, de Rice (desde 6,90 € c/u).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Busca el mueble más adecuado para tu colección

Los objetos con más valor deben guardarse en condiciones óptimas, sin polvo y a salvo de roces y golpes, en estuches entelados y cajones
con compartimentos. Para el resto de colecciones, busca ideas para exhibirlas y ¡presume! Si coleccionas vasos o menaje colorista, una estantería auxiliar de pared es perfecta. Vasos, de Rice (desde 3,90 € c/u).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Las joyas de la familia

Broches, camafeos, marcos en miniatura, con retratos, dibujos... tienen un especial magnetismo. Con cintas de seda o terciopelo y alfileres sobre una tabla decapada adquieren un aire más refinado. Modelo Josephine en An Angel at My Table (9,15 € c/u aprox.).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Botones vintage para decorar anillos

Los más antiguos decorados con motivos diversos destilan elegancia. Quedarán ideales prendidos en telas, pero también lucen montados en una base de anillo vintage. En Manualidadesfaciles.es (0,75  c/u) encontrarás similares a los de la foto, con filigrana.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El arte de escribir

Si te apasionan los objetos de escritorio, el factor sorpresa en una colección de artículos de escritorio y escritura: unas plumas de ave, con su tintero. Majestuosas y evocadoras, realzan seguro una colección de estilográficas, abrecartas, sellos de lacre, ex libris, lupas...

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Ideas