Decorar con flores: Ideas para tener una casa florida y hermosa

Las de temporada, las exóticas, las más espectaculares, las silvestres, tus favoritas… Que no falten las flores en casa, porque son únicas para decorar y alegrarte la vida.

Decorar con flores
Hearst

Contenedores: Aguamaniles, tarros de mermelada, latas de té, conservas, cubos de cinc, soperas, jarras de agua, teteras, lecheras, incluso, una copa de brandy, son perfectos para un arreglo floral. Los gurús de la floristería los utilizan en sus creaciones. Entra en la web de Scarlet & Violet, considerada una de las mejores floristas del mundo, para encontrar más ideas.

Frutos y follaje. Tan bonitas son las flores como sus frutos. Ligustro, zarzamora, espino o Crataegus, lentisco y nandina doméstica son solo algunos ejemplos. Para el follaje, eucalipto, esparraguera y tuya, pasando por el abanico de las ramas de palmito, las finisímas hojas de bear grass y las más grandes, costilla de Adán y aspidistra, entre otras.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Papeles con vida

Los papeles con flores exuberantes y a todo color son espectaculares. La creatividad y la fantasía que derrochan los prints florales dan un aire exclusivo a la decoración. En armonía, un adorno con flores vintage sobre una consola.

Comprar Papel pintado de PiP Studio (58,85 €/rollo de 10 m).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Rincón florido

Floristas clásicos, bohemios, de luxe sofisticados... todos recurren a objetos diversos para desarrollar su arte. Haz tuya esa libertad creativa y descubre que hay un sinfín de objetos que puedes utilizar como jarrón.

Seguro que en casa tienes loza y porcelana; inspírate en esta composición con flor variada y en contraste. Jarras, de la firma Rice (desde 19,90 € c/u).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Con follaje, más frescura
Hearst

Un ramo sencillo con una flor que te guste y hoja verde... cualquier rincón adquiere un punto más amable y fresco. Imagina este ambiente sin las flores -son anémonas violetas-y compruébalo tú misma.

El truco, si no eres experta, elegir flor de un solo color y colocar el follaje apuntando en varias direcciones.

Comprar Cómoda blanca de Maisons du Monde (265 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
De rama en rama

Si lo tuyo es reciclar, puedes hacer improvisados jarrones con vasos de cristal de los yogures y alternar las flores con velas de té flotantes. Para no quemarte utiliza cerillas largas o llena de agua
el vaso y la vela subirá. Otra opción: botellas de plástico, cortadas por la mitad.

Aprovecha las ramas cortadas de la poda de un arbusto para decorar y colgar jarrones mini. Las flores silvestres se utilizan cada día más en decoración floral, también en centros elaborados. En este caso son únicas para acentuar el aire handmade de este soporte.

Solo necesitas un alambre consistente, pero que sepueda malear con facilidad, y alicates para cortarlo. Un plus de color: decora el agua con unas rodajas de lima y naranja.

Comprar Tarros de cristal, de IB Laursen (8,13 € lote de 3).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El secreto de las flores

Para dar un aire más femenino a una mesa primaveral, coloca dentro de una campana de cristal una flor con presencia, como magnolia, peonía, crisantemo Shamrock, dalia o camelia. Si prefieres un efecto rústico o retro: mimosa, paniculata o brezo en plata vintage.

Una mesa siempre estará mejor presentada si hay flores. Ellas tienen ese don: embellecen cuanto tocan.

En una presentación en pastel, con aire romántico, opta por la sencillez de un ramo armónico en tonos soft. Jarra (20 €); bol (18 €) y plato (17 €). Todo, de GreenGate.

Comprar Delantal de flores (42,50 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo