Haz de tu casa tu refugio otoñal

Adelante. Pasa y recorre esta selección de propuestas, soluciones y detalles para hacer de tu casa un espacio cálido y personal, preparado para el invierno.

image
1 de 12
Una chimenea en el salón

Los fríos días de invierno también tienen su encanto. Sobre todo cuando sientes ulular el viento fuera, mientras te encuentras refugiado en tu plácido salón, abrigado al calor del hogar. Los afortunados que dispongan de una chimenea sentirán un regocijo mayor, sentados frente al fuego.
Silla redonda retro (399 €) y escabel (199 €), fabricados en ratán y metal; funda cojín árbol, en 40 x 40 cm (39 €), y funda cojín Abby, 40 x 40 cm (59 €). Todo, de venta en Sia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 12
Un recibidor cálido

Las paredes revestidas en madera refuerzan el aislamiento. Inspírate en las casas nórdicas, ellos son especialistas en combatir el frío en sus hogares. Es una solución idónea para que el recibidor te acoja por fin en casa.
De Affari: candelabros (36,50 € y 67 €) y bolsos (desde 35 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 12
Las velas aportan calidez

Su luz es muy agradable y su llama evoca el calor de un fuego encendido en la chimenea. Distribúyelas en candeleros individuales o de pie o agrupadas en bandejas a modo de centro.
Vasitos colgantes para velas de té, similares de venta en Affari.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 12
Para combatir el frío

Lana y madera, la combinación perfecta para caldear el aspecto de una estancia. Abusa de estos materiales sin reticencias en cualquier ambiente. Maderas en tonos lavados, naturales y blanqueados se imponen en los revestimientos y se acompañan con muebles en el mismo acabado y textiles pesados y gruesos.
Suelo de parqué Imperio, de Quickstep, en roble blanco rugoso aceitado (91,35 €/m2).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 12
Ahorro energético

Para mantener la temperatura interior y no desperdiciar ni un grado es importante que las ventanas estén correctamente aisladas.
Sillón Indo de ratán (286 €) y bolso Sandy (13 €). Todo pertenece a la firma Affari.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 12
Telas para caldear el ambiente

Las superficies enteladas son aislantes tanto del frío como de los ruidos. Aquí las cortinas y la pared lucen el mismo textil.
De Laura Ashley: sillón Southwold tapizado con Eloise (1.565 €) y cortinas con Ironwork Scroll (41 €/metro).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 12
Aprovecha el calor de la chimenea

En las chimeneas clásicas empotradas en la pared se pierde el 80% del calor por el tiro si no incorpora ningún sistema de recuperación, como el movimiento del aire con ventiladores o las bombas de circulación de agua. Los avances tecnológicos ofrecen la posibilidad de utilizar los sistemas de leña como una fuente de energía renovable para apoyo de la calefacción.
Cesta, similar en color blanco, de venta en la tienda Zara Home.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 12
Cortinas que protegen del frío

Las cortinas contribuyen a mantener el calor en casa. Cuanto más gruesa sea la tela (jacquard, chenilla o panamá), mejor protegen. Incluso las hay que incorporan un revestimiento aislante.
De Laura Ashley: sofá Gloucester tapizado en Keynes arándano (1.980 €), cortinas confeccionadas en Corby Check arándano (53 €/metro) con remates en Bacall arándano (41 €/metro) y papel pintado Ironwork Scroll arándano (48 €/rollo).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 12
Ropa de cama calentita

Atrás quedan las colchas finas de algodón. Es hora de recuperar el edredón para resguardarse debajo durante la noche. ¿Piensas en comprar un nórdico que mantenga la temperatura corporal estable? El plumón es más ligero que la pluma; por tanto, con menos peso abriga más. La funda que envuelve las plumas o el plumón, mejor de algodón, que repele el polvo y es un material transpirable.
Ropa de cama, de venta en la página www.eurodif.com.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 12
Al abrigo de los textiles

Cojines, colchas, plaids... Con estos elementos lograrás caldear la habitación. Hazte con una manta de pelo o de lana tejida en gruesos ochos para que te acompañe en las siestas otoñales. ¿Quieres saber dónde guardarla? En una cesta junto al sofá. Dóblala y déjala a mano para cuando el frío arrecie.
Butaca, de Pórtico. Taburete, similar en Nordal.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 12
Renueva tapizados y cojines

Con nuevos tejidos la casa se transforma y se viste de temporada. Utiliza textiles reservados solo para las estaciones frías.
Sofá y cojines, confeccionados con las telas de la colección Lido (53,12 €/m) y Canal San Marcos (55,54 €/ m), de la firma Pepe Peñalver.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 12
Ambientes cálidos

Los tonos neutros son la base perfecta para cualquier estación. Además de potenciar la luz natural, en invierno, evocan los paisajes nevados. Contrarresta la frialdad inherente al blanco con texturas cálidas y muebles en madera.
Mobiliario de la gama Bramley, de la firma Laura Ashley.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Ideas