Cambio de estación... abriga la casa

Igual que tú te pones el chaquetón, la casa también necesita transmitir sensación de calidez. ¿Quieres saber cómo vestirla para el otoño?

image
1 de 8
Añade texturas a la decoración

Nada de ambientes vacíos o minimalistas. La sensación de calidez se consigue con una pared revestida con papel o con una tela estampada, como el tartán, y con complementos cuyo acabado invite a acurrucarse en ellos.
De Lene Bjerre: piel de cordero (250 €), banco (630 €) y cojines (entre 38 y 55 €). 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 8
Telas calentitas

Después de meses buscando la sombra, toca abrir las cortinas para que entre en casa el sol del invierno. Las telas con relieve y los colores cálidos, como verdes, grises y ocres, subirán -aunque sea visualmente- la temperatura.
Salón decorado con tejidos de la colección Momentum 3 & 4, de la firma Harlequin.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 8
Estampas otoñales

Una imagen que se asocia al otoño es la de las hojas secas. ¿Por qué no recoges las más vistosas y las enmarcas? Prepara una solución con una parte de glicerina y dos de agua. Coloca las hojas en una bandeja. Vuelca encima la solución y sitúa sobre las hojas unos platos, a modo de peso. Después de seis días, saca las hojas -que estarán flexibles-, y sécalas con papel de cocina. Fíjalas con pegamento a una cartulina y enmárcalas.
Cuadros, ya hechos, de Maisons du Monde (99 €/6). 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 8
Asiento cálido

La calidez es una sensación. La puedes conseguir con un flexo, una butaca y una pila de libros. O con una taza de café que humea sobre la mesa mientras fuera llueve. O con un puf de terciopelo tan suave que nunca te cansas de acariciarlo.
Puf (79 € en Maisons du Monde).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 8
Entre costuras

Los días de lluvia y viento es un placer quedarse en casa, calentita. ¿Sabes lo que es el “me time”? Es el tiempo que te dedicas a ti misma para hacer aquello que más te gusta. Aprovecha para reencontrarte con las agujas y dejar volar tu imaginación en jerseys, piezas de croché, petit point...
Monedero bordado, de Blaubloom (15,50 €). 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 8
El suelo, cálido

En cuanto la temperatura baja, las casas se quedan heladas, en especial, los suelos. Las alfombras de lana son excelentes aislantes térmicos que te permitirán caminar descalza sin pasar frío.
Alfombra Sculpture, de lana 100%, en 2 m de diámetro (249 €). En Maisons du Monde.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 8
Cambia los cojines

Es una forma sencilla y económica de adaptar tu casa al otoño. Sustituye las fundas veraniegas -dobladas, apenas ocuparán espacio- por otras en tejidos cálidos. Busca modelos que sean tendencia. Se llevan los estampados con banderas y mensajes escritos.
Funda House, de Lexington, en 50 x 50 cm (desde 69 €).   

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 8
Saca la ropa de invierno

Mantas, edredones... Rescata la lencería de hogar de su escondite veraniego y prepara las colchas ligeras para que pasen su letargo invernal. Lávalas y, cuando estén secas, mételas sin planchar en una bolsa con cremallera. Guárdalas en un lugar que no utilices a diario, como el altillo del armario o debajo de la cama.
Bolsa para la ropa de Cath Kidston (17 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Ideas