Ideas primorosas para decorar a tu gusto

¿Echas algo de menos en tu casa? Pues pon tu imaginación en marcha e inspírate. Crea, recicla, restaura, customiza y ¡a estrenar! Y lo mejor de todo, con tu sello más personal.

image
1 de 8
Una mesilla muy cómoda

Customiza una pequeña cómoda y adáptala a ti y a tu espacio, como mesita rinconera junto al sofá, como auxiliar en el recibidor o como mesilla de noche en tu dormitorio. Sustituye los cajones por una original puerta de rejilla, cámbiale los pomos, dale una mano de pintura a juego con el resto de los muebles y te quedará como nueva.
Cómoda en color azul, de Car Möbel (129,90 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 8
Invéntate un mini office

Si no tienes suficiente espacio en la cocina para colocar un office, crea uno más sencillo. Fija a la pared una balda abatible, bastará con subir la base para tener una mesita para desayunos o comidas rápidas.
Mesa abatible de pared Norbo (29,99 €), en Ikea. Sillas plegables, en Expo-Mobi y pegatinas, de Casadeco.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 8
Una jaula reciclada con mucho estilo

Unos sencillos estantes lacados en blanco serán perfectos a la hora de destacar un papel vistoso. Dispón sobre ellos bonitos accesorios con una función distinta, como esta jaula convertida en un portavelas.
Papel, de Coordonné. Estante Lack, de Ikea (14,99 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 8
Apuesta por asientos mullidos

¿Las sillas del jardín se presentan algo desangeladas? Prueba a vestirlas de arriba a abajo o a colocar sobre sus asientos unas galletas forradas con telas alegres. Adquiere en la colchonería gomaespuma de densidad media y pide que te la corten a medida con forma redondeada.
Mesita baja, sillas a juego de hierro forjado en blanco y cojines, de Casa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 8
Improvisa una estantería

En la cocina, para colocar libros de recetas, en el baño, para tener tus cremas a mano o en tu dormitorio, a modo de miniescritorio… Un estante fijado en la pared siempre viene bien.
Estantería vintage industrial, en 80 x 20 x 28 cm, de Design Republik (72,90 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 8
Customiza una mesa

Si estás cansada de ver siempre los mismos muebles, dales una vuelta. Líjalos y píntalos en otro color, decóralos con papel maché o ata unas divertidas tiras de tela estampada en sus patas. ¿A que quedan chulas?
Mesa auxiliar Lindved, de Ikea (15,99 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 8
Puf, silla o mesita auxiliar

Si la tapicería de un asiento está deteriorada pero su estructura sigue intacta, no lo dudes, ¡retapízala! En este, además, puedes colocar un puf de quita y pon, que lo mismo te servirá de silla que de mesita baja. Tú eliges su uso.
Sillita Hostnpo, de Car Möbel (244 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 8
Decora con cintas adhesivas

La técnica del washi tape es tendencia. Estas cintas adhesivas decoradas dan mucho juego a la hora de decorar. Por ejemplo, limpia unas latas de conservas de diferentes tamaños, píntalas y decora sus bases con estos adhesivos a modo de cenefa. Mete una velita en cada una de ellas y conviértelas en románticos portavelas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Ideas